El Comercio

245 empresas asturianas deben pagar el anticipo del impuesto de sociedades

  • El plazo para estas compañías, cuya facturación sobrepasa los 10 millones de euros, vence mañana

245 empresas asturianas, cuya facturación sobrepasa los 10 millones de euros, están obligadas a pagar el anticipo del impuesto de sociedades aprobado por el Ejecutivo en funciones, cuyo plazo vence mañana. En España hay unas 9.000 grandes compañías afectadas, de las que 245, según los datos recogidos en el Anuario de la Economía Asturiana 2015, se ubican en el Principado. El Gobierno aprobó la medida en el último Consejo de Ministros de septiembre, dos meses y medio después de comprometerse con Bruselas a obtener con ella una recaudación adicional (de unos 8.300 millones anuales más) con la que cumplir el objetivo de déficit y evitar sanciones.

El anuncio no fue recibido con agrado por parte del empresariado asturiano. El presidente de Fade, Pedro Luis Fernández, aseguró que la reforma para reducir el déficit está «poco planificada» y advirtió de que provocará «desánimo» en el sector empresarial. «Siempre pagan las fiestas los mismos», llegó a decir. El presidente de la patronal hizo hincapié en que las empresas necesitan «saber cuáles son las reglas de juego» y contar con una tesorería para hacer frente a sus pagos, inversiones y compromisos, algo con lo que «no se puede jugar».

Con esta última reforma se restablece -además de incrementarse- el tipo mínimo vigente en los pagos fraccionados que las grandes empresas tienen que abonar. Esta fórmula de anticipos a cuenta (en abril, octubre y diciembre) estuvo en vigor del 2012 al 2015. Este año, con su supresión, la recaudación de sociedades literalmente se hundió (hasta agosto más de un 23% en términos homogéneos), lo que ha obligado a Hacienda no solo a recuperarla, sino a endurecerla. Y es que ahora afecta a las empresas que facturen más de diez millones de euros (en el período anterior el límite era el doble) y el tipo mínimo aplicado sobre los beneficios será el 23%, también prácticamente el doble que hasta el pasado año, y para bancos y petroleras se eleva al 25 %.

Los anticipos se liquidan en abril, octubre y diciembre, por lo que este año en el primer pago se abonará el 70% y el 30% restante en el segundo, lo que se traduce en una recaudación adicional prevista de 5.800 y 2.500 millones, respectivamente. Hacienda espera recuperar así el nivel previo de los 20.000 millones anuales de esta figura fiscal.

En la práctica, la restitución del anticipo de sociedades funciona como una subida fiscal, ya que aunque las empresas recuperen lo pagado de más -si es el caso- al liquidar el impuesto, en julio del año siguiente, dado que la medida se prolongará indefinidamente, seguirán financiando al Estado. Según la Agencia Tributaria, los ingresos del Impuesto sobre Sociedades en el conjunto del país fueron 20.649 millones en 2015, con un aumento del 10,3% respecto a los del año anterior. En Asturias, la recaudación se elevó a 115,60 millones.