El Comercio

José Luis Groba.
José Luis Groba. / P. UCHA

«La Agencia tiene ahora mayor proyección y no está politizada»

  • José Luis Groba, presidente de la Asociación Profesional de Inspectores de Hacienda del Estado

José Luis Groba (Pontevedra, 1962) preside la Asociación Profesional de Inspectores de Hacienda del Estado, que ha escogido Gijón para su XXVI Congreso. Afirma que la Agencia Tributaria no está politizada, pero admite que la designación de un elevado porcentaje de cargos por parte del Gobierno afecta a su imagen. Reconoce que los escándalos de fraude fiscal han afectado a la confianza ciudadana hacia todas las instituciones y defiende el lema de que 'Hacienda somos todos', aunque asume que «a veces es difícil».

-¿Qué mensaje le gustaría que se extrajera de este Congreso?

-Se han visto los métodos que puede haber para medir la economía sumergida, el fraude fiscal y el tax gap (brecha fiscal, pérdida recaudatoria por el fraude) y la incidencia entre estas variables. Nos faltan estudios sobre economía sumergida y son muy importantes para establecer objetivos en la Agencia Tributaria.

-¿Ha aumentado la politización en la Agencia Tributaria en los últimos años?

-Tenemos una mayor proyección y cuanto mayor es ésta, se está más expuesto a que se intente utilizar por parte de los partidos políticos. La Agencia no está politizada, pero sí es cierto que un elevado porcentaje de cargos de libre designación están nombrados por el poder político, y eso afecta a su imagen.

-¿Afecta el actual bloqueo político a la labor de la Agencia?

-A corto plazo no afecta a la lucha contra el fraude, pero habrá que tomar decisiones de calado a largo plazo que requieren estabilidad y un entorno político y administrativo más estable, y no se podrán tomar hasta finalice el bloqueo político.

-Rato, Pujol... No es de extrañar que la confianza ciudadana en la política esté bajo mínimos y decaiga la confianza en los métodos de la Agencia Tributaria.

-La falta de confianza es general hacia todas las instituciones. Debido a la crisis económica y a los escándalos, hay una falta de confianza hacia todas las instituciones oficiales. Todo el mundo se ve afectado.

-¿Hacienda somos todos o unos más que otros?

-Intentamos que Hacienda seamos todos. Es el objetivo principal de la Agencia Tributaria y el Ministerio de Hacienda, pero a veces es difícil.

-Hoy acaba el plazo para que las empresas que facturan más de diez millones adelanten el pago fraccionado del impuesto de sociedades. Según la memoria de la Agencia Tributaria, los grandes grupos empresariales solo pagan un 6,9% por impuesto de sociedades.

-Eso es el pago total. Ahora ha vencido el pago fraccionado y, curiosamente, las grandes empresas pagan bastante más ahora que lo que es la cuota tributaria final, por eso el año que viene a muchas les saldrá a devolver la declaración.

-¿Qué le parece que el Impuesto de Sucesiones sea más gravoso en unas comunidades que en otras?

-Siempre intentamos uniformizar ese tipo de diferencias para que no haya discriminaciones entre unos ciudadanos y otros, pero eso ya no depende de nosotros, son cuestiones políticas que no dependen del nivel administrativo.