El Comercio

«La concertación está bien diseñada, pero va muy lenta»

  • «Tengo un respeto moral, intelectual y profesional muy alto hacia el presidente del Principado y su equipo»

Las palabras de Pedro Luis Fernández anticipan su despedida como presidente de Fade. Las hay de agradecimiento, como las que dedica al jefe del Ejecutivo regional, Javier Fernández, del que elogia su «voluntad de entendimiento», aunque haya habido diferencias.

Dijo en alguna ocasión que el Principado no escucha a los empresarios. ¿Ha seguido sin escucharles?

(Sonríe). Posiblemente lo dije porque tenía algún motivo para decirlo. Pero tanto con Javier Fernández como con el consejero de Empleo saliente y el actual titular siempre he tenido cuanto menos una interlocución muy fluida. Puede haber cosas que a los empresarios nos gustarían que fueran de otra forma, pero creo que voluntad de escuchar y de entendimiento siempre la ha habido. Salgo de Fade teniendo, en estos años, un respeto moral, intelectual y profesional del presidente y de la gente de su Gobierno muy alto.

«Política espectáculo»

No prosperó la moción de censura de Podemos contra Rajoy.

Eso es política espectáculo, de apariencia y sin ningún fondo. Quizá para quienes quieren y les gusta esa política, les habrá ido bien todo este circo. Cada vez parecen menos respetuosos, más maleducados...

¿Y cómo ve la política asturiana?

Con mucha incertidumbre ante la salida de Javier Fernández, la verdad. Estaremos atentos, va a ser interesante observar cómo se desarrollan los acontecimientos políticos.

Da la impresión de que el acuerdo de concertación avanza a un ritmo excesivamente lento.

Así es. Iba ya demasiado lento y con los cambios en la Consejería de Empleo, Industria y Turismo se ha ralentizado todo. Reconozco que la concertación está bien diseñada, se ha trabajado mucho, tiene todo el sentido del mundo, pero no va al ritmo que nos gustaría.

¿Y el pacto de PP y PSOE para rebajar del impuesto de sucesiones?

Entre el todo y la nada, ese poquito nos vale. Pero es insuficiente. Que por haber nacido en Asturias pagues más que si eres de Santander o León es esperpéntico hoy. En el medievo sí podía haber diferencias de impuestos entre un valle y otro, pero no debería haberlas ahora.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate