Expertos piden en Oviedo aumentar el mínimo exento en el impuesto de Sucesiones

De izquierda a derecha, Alejandro José Suárez, Ignacio García y Fernando Herrero. / LORENZANA

Abogados del despacho Garrigues defienden eliminar el tributo de patrimonio y plantean vías para reclamar la plusvalía declarando la nulidad de pleno derecho

C. G. OVIEDO.

Aumentar el mínimo exento en el impuesto de Sucesiones y Donaciones (fijado en Asturias en 300.000 euros por heredero) y su variación anual, revisar anualmente estos tributos, suprimir el gravamen sobre el patrimonio y tener en cuenta el informe del comité de expertos a la hora llevar a cabo la reforma autonómica son alguno de las cuestiones que ayer pusieron sobre la mesa expertos del despacho Garrigues en el Auditorio Príncipe Felipe, en Oviedo. El acto, organizado conjuntamente por Garrigues y la Federación Asturiana de Empresarios (Fade), trataba de analizar el presente y el futuro de los impuestos patrimoniales. Presentado por Ignacio García, director del área de Apoyo Corporativo de Fade, las jornadas congregó a numeroso público.

Fernando Herrero, socio responsable de Garrigues, ahondó sobre las desigualdades territoriales que genera el impuesto de Sucesiones en función del modelo que aplique las comunidades autónomas y adelantó que «hay que corregirlas». Aunque, a diferencia del gravamen de patrimonio sobre el que defiende su «supresión», en el caso del de sucesiones, explica que no existe un debate que bra la puerta a que suprima. Si hay, indica, el informe Lagares que coincide con el del comité de expertos en financiación, en establecer un mínimo exento y un tipo más bajo del que se aplica. En este sentido, el responsable de Garrigues defiende que debería ser mayor que el que existe y anima a que tanto el de patrimonio como el de sucesiones sean revisables cada año. «La modificación en Asturias fue un avance importante, pero no es suficiente», remarcó. Y, en este contexto, pide que cuando se plantee la reforma autonómica se tenga en cuenta el informe de expertos.

La jornada no solo se centró en ambos tributos. Alejandro Fernández, socio del departamento Tributario de Garrigues en Oviedo, David Arias, socio del departamento de Derecho Público de Garrigues Oviedo, y el abogado Alejandro José Suárez, analizaron el impuesto de Plusvalía. Aseguran que es «inminente un cambio de la normativa en el territorio común» para adaptarse al tribunal Constitucional que determinó en mayo que no devenga el impuesto en operaciones con pérdidas. En cuanto a cómo reclamar su devolución plantean dos vías. Por un lado, para aquellas pagadas conforme a los artículos de la Ley de Haciendas Locales declarados inconstitucionales, existe la vía ordinaria que será presentar un recurso ante el ayuntamiento correspondiente. El plazo es de mes desde la notificación en los supuestos en los que es el consistorio el que gira la liquidación del impuesto y se amplía hasta cuatro años cuando es el contribuyente el que presentó la autoliquidación (Oviedo y Gijón plantean las dos vías).

Y si ya hubiese transcurrido el plazo de recurso y haberlo presentado, se podría acudir a vías excepcionales de la «declaración de nulidad de pleno derecho» y de la «reclamación de responsabilidad patrimonial del Estad», durante un año desde la publicación del fallo Constitucional.

Fotos

Vídeos