PP y Foro acusan a PSOE, Podemos, IU y Ciudadanos de atacar al carbón y las térmicas

De izquierda a derecha,la parlamentaria Susana López Ares y la diputada en la Junta Gloria García. /M. ROJAS
De izquierda a derecha,la parlamentaria Susana López Ares y la diputada en la Junta Gloria García. / M. ROJAS

Segundo González recomienda a López Ares que antes de criticar a la formación morada exija «a su partido que devuelva los fondos mineros adeudados»

N. A. E. / AGENCIAS

A veces el color político es lo de menos para defender una causa. El Principado va con Galicia yCastilla y León en el debate sobre la financiación autonómica y poco importa que estén gobernadas por populares. De hecho, con esta última también va de la mano en la defensa de las térmicas y de la supervivencia de la minería del carbón, a pesar de que la posición de los socialistas en Madrid no es tan clara. La presidenta federal del PSOE, Cristina Narbona, telefoneó el viernes al presidente regional, Javier Fernández, para plantearle ya una estrategia de cara a obtener recursos para las zonas afectadas, pero sin hablar de la defensa del mantenimiento de la actividad de las centrales. Sin embargo, el jefe del Ejecutivo autonómico insistió en su posición de apoyar la supervivencia de estas instalaciones. En este caso, siempre se ha mostrado dispuesto a favorecer el real decreto que ha preparado el Ministerio de Energía,Turismo y Agenda Digital para que la última palabra en política energética la tenga el Gobierno, un texto que esta misma semana criticaba duramente la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

La diferencia entre lo que se piensa en Madrid y en Asturias no cayó en saco roto y, ayer, tanto el PP comoForo aprovecharon esta situación para cargar contra el PSOE, pero también contra Podemos, IU y Ciudadanos por su posicionamiento en el Congreso sobre las térmicas y el carbón nacional. La diputada popular Susana López Ares aseguró en una rueda de prensa en Oviedo que estos días se está viendo en la capital de España cómo estas formaciones están protagonizando «un ataque frontal a las térmicas y al carbón» que puede acabar con muchos puestos de trabajo en Asturias.

«Que defiendan las térmicas y el carbón en Madrid depende de decretos y no se ha aprobado por la oposición de estos partidos», espetó la parlamentaria, para recordar que el cierre de las centrales afectaría a empresas del peso de Arcelor y Asturiana de Zinc y a sectores como el del transporte, «pero también a las personas, al subir el precio de la luz».

Detrás de estas críticas se encuentra, entre otras decisiones, la posición de los grupos parlamentarios de estas formaciones que, en octubre, permitieron que el Congreso aprobara adelantar a 2020 el cierre de las térmicas de carbón (votaron a favor PSOE, Unidos Podemos, Ciudadanos y Esquerra Republicana).

En opinión de López Ares, el problema de Asturias es que hay «dirigentes y políticas de los años ochenta», y que en los nuevos dirigentes tampoco se ven cambios. «Parece que el corazón negro se ha convertido en verde», afirmó la diputada.

Foro fue aún más beligerante. El diputado en la Junta General del Principado Pedro Leal censuró «el cruce de acusaciones entre los dos sectores del PSOE asturiano afines, respectivamente, a Pedro Sánchez y Susana Díaz» y avisó del «desastre que se avecina en Asturias» con el cierre de las térmicas como «consecuencia del sucursalismo de PSOE, PP y Ciudadanos, representados por parlamentarios que no defienden en las Cortes los intereses de los asturianos». Leal también habló «del doble juego de engañar diciendo una cosa en Asturias por boca de Javier Fernández y otra en Madrid por boca de Adriana Lastra o Cristina Narbona».

El secretario general de la FederaciónSocialista Asturiana, Adrián Barbón, que también recibió el viernes la llamada de Narbona, se remitió ayer a lo que ha venido diciendo en las últimas semanas: la necesidad de que el Ejecutivo de Mariano Rajoy aplique la Ley del Sector Eléctrico para evitar el cierre de las centrales. «Este Gobierno es un absoluto desastre», recalcó el líder de los socialistas de la región, que recordó que la vía del real decreto elegida por el Ministerio había planteado dudas a los expertos desde el principio. De hecho, para Barbón, el objetivo final del ministro Álvaro Nadal no es mantener la actividad en las térmicas, sino impedir el cierre de las centrales nucleares, instalaciones que no puede defender con la Ley del Sector Eléctrico. Igualmente, calificó de «barbaridad» la decisión de Iberdrola de cerrar la térmica de Lada.

Por su parte, el diputado de Podemos en el Congreso, Segundo González, señaló a Susana López Ares que antes de descalificar las propuestas de Podemos, «debería exigir a su partido que devuelva los fondos mineros adeudados y que el Gobierno deje de situar la inversión en Asturias en el vagón de cola de España». Para el parlamentario morado, «López Ares viene este fin de semana al rescate de Mercedes Fernández, comparando las cifras de Rajoy con las del PSOE de la reconversión» y aseguró que «descalifica el modelo energético de Podemos, al tiempo que entrega la gestión de sectores estratégicos a las empresas energéticas. El PP transmite tanta seguridad como un parapente agujereado», declaró.

Por otro lado, el coordinador general de IU en Asturias, Ramón Argüelles, manifestó su respaldo al Gobierno asturiano en la defensa de la continuidad de las centrales térmicas como la de Lada y denunció que el sector eléctrico marca y condiciona las acciones del Gobierno del Estado desde hace demasiado tiempo. Además, reclamó la máxima unidad política para anteponer el bien de Asturias frente a posiciones partidistas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos