PP, IU y Foro rechazan el cierre de las térmicas en 2020

PP, IU y Foro rechazan el cierre de las térmicas en 2020

Advierten del impacto que la medida tendrá en el empleo y la actividad económica de Asturias

AGENCIAS

Cascada de reacciones después de que el Congreso acordara poner fecha de cierre a las centrales térmicas. Desde las cuencas mineras se rechaza la medida, a la que se presume un gran impacto en el empleo y la actividad económica, y las formaciones políticas han cruzado duras acusaciones sobre las posturas defendidas en los distintos escenarios. En Asturias, PP, IU y Foro coinciden con el Gobierno del Principado a la hora de rechazar la medida que, según presumen, tendrá un severo impacto sobre la economía regional.

Desde el PP, la diputada asturiana Susana López Ares ha declarado este jueves que su formación continuará defendiendo el papel que tiene que jugar el carbón autóctono dentro de lo que es el 'mix' energético y ha criticado la moción aprobada en el Congreso, presentada por Podemos y aprobada por el PSOE y por Ciudadanos: "De nuevo vuelven a atacar al carbón", ha afirmado. También ha señalado que "en Asturias estamos hablando de cinco centrales. Por una parte hay que hablar de la pérdida de empleo de las centrales térmicas y, asociada a ella, la pérdida de empleo de las minas", ha asegurado la portavoz.

Más información

López Ares, que apuntó que "el PP, cuando llegó al Gobierno luchó por las minas españolas y se consiguió ampliar hasta 2018", ha señalado que, en este momento, en Europa están negociando lo que será el nuevo paquete energético y que se continúe hasta 2050. El PP defiende el papel fundamental que tiene que desempeñar el carbón y la energía que viene de las centrales térmicas por el mantenimiento del empleo y para tener energía más barata: "Cuando tenemos picos de consumo como los del invierno, las energías renovables no son suficientes. Si no tenemos carbón supondría una subida de electricidad de un 15%", ha advertido.

Desde IU en Asturias, Ramón Argüelles, ha rechazado la "descarbonización express" y ha apostado por la pervivencia de las minas "más allá de 2018", así como por medidas para reducir las emisiones junto a otras para "garantizar una transición hacia un nuevo modelo con inversiones para los territorios mineros".

En esta línea, Izquierda Unida planteará en el próximo debate de orientación política que la Junta General se posicione "claramente en defensa de las comarcas mineras". En nota de prensa, IU señala que está trabajando en una resolución que pretende insistir en la necesidad de la pervivencia de las explotaciones mineras asturianas más allá de 2018, tanto por razones de empleo "como por ser la única alternativa real para evitar el consumo del "carbón de sangre" incluso para la cuota del 7,5% que se reservaba en el mix energético nacional para el carbón autóctono".

En cuanto al futuro de la actividad, Argüelles ha pedido que los cambios de modelo se realicen "atendiendo a procesos que lleven aparejadas inversiones para su desarrollo". "Es cierto que hay un protocolo de descarbonización hasta 2050, donde se podrán ir tomando medidas para que las térmicas contaminen menos, pero no podemos hacer una descarbonización expréss y cargarnos a todo un sector", ha señalado.

Ante la aprobación de la moción de Unidos Podemos, el diputado regional de Foro Pedro Leal ha acusado a PSOE y Ciudadanos, que respaldaron la iniciativa, de "engañar" en su postura hacia el carbón porque "dicen una cosa en Asturias y votan la contraria en Madrid y en Bruselas".

«Desaparición paulatina, pactada y acordada»

Desde el PSOE, este jueves se han pronunciado la alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, quien ha hecho un llamamiento para abordar el futuro del sector con racionalidad y buscando una alternativa a las posiciones radicales. "Como en otros ámbitos de la vida, hay una tensión entre un sector carbonero y otro que apuesta, lógicamente, por la sostenibilidad ambiental, y creo que las tensiones siempre se tienen que resolver con puntos un poco equidistantes", ha declarado.

La alcaldesa de Avilés ha reconocido que hay una evolución hacia la desaparición de ese sector, pero en su opinión, "tiene que ser paulatina, pactada y acordada, no pueden ser rupturas radicales, hay siempre que ir evolucionando y solventando los aspectos que tienen que ver con lo laboral y lo social". "En las posiciones radicales de que hay que cortar esto ya, creo que hay un término medio que es seguramente el lugar donde esté la virtud de abordar las cosas con mucha más racionalización", ha subrayado.

Desde las filas de CC OO se ha advertido de que la aprobación de la iniciativa para la retirada de los pagos por capacidad a las centrales térmicas "aniquila" el empleo y equivale a "acabar con la minería y el carbón". En un comunicado, el sindicato ha añadido que esta iniciativa "desindustrializa y desertiza" comarcas, utilizando la "excusa" de eliminar combustibles fósiles. Por este motivo, el sindicato ha instado a los grupos políticos a "reconsiderar" su actuación, ya que, en ocasiones anteriores, estos grupos han realizado propuestas que fomentaban un correcto uso de los combustibles fósiles con proyectos que cumplían las normativas europeas.

«Insulto a la inteligencia»

Después de que el Principado ya advirtiese este miércoles el impacto negativo que la medida puede tener en la economía asturiana, hoy ha sido el Gobierno de Castilla y León quien ha tildado la moción de "insulto a la inteligencia de los mineros de León y de Asturias".

La portavoz del Ejecutivo autonómico, Milagros Marcos, ha afeado que los partidos de la oposición en Castilla y León digan una cosa a los mineros cuando votan otra cosa al reivindicar al Gobierno de la nación, en este caso, para instar al cierre de las centrales térmicas, una medida que afectaría a las centrales leonesas de La Robla, Anllares y Compostilla.

Marcos ha recordado la PNL aprobada el pasado 4 de octubre en las Cortes de Castilla y León con los votos a favor de PP, PSOE y Podemos -Ciudadanos se abstuvo- para instar a la Junta a solicitar al Gobierno de la nación que presente una norma o desarrolle una regulación gubernativa que, en atención al interés público, permita el mantenimiento de la actividad en las centrales térmicas de la Comunidad. "Qué ha cambiado desde ese momento hasta hoy", se ha preguntado la portavoz, quien ha hecho un llamamiento expreso a la "sensatez" del PSOE para que defienda el futuro de las térmicas de Castilla y León ya que, según ha recordado, sin ellas no se podrá transformar en energía ni el carbón nacional ni el foráneo, a lo que ha sumado otras consecuencias como el incremento de la factura eléctrica.

Fotos

Vídeos