El Principado retira su proyecto de ley para obligar a que las gasolineras tengan personal

Una gasolinera 'low cost' ubicada en Mieres.
Una gasolinera 'low cost' ubicada en Mieres. / J. M. PARDO

La UE considera que esta exigencia va en contra de su normativa y anuncia multas de 600.000 euros diarios para las regiones que no cumplan

Noelia A. Erausquin
NOELIA A. ERAUSQUINGijón

El Gobierno de Asturias ha dado marcha atrás en su intención de obligar a las estaciones de servicio a contar con personal en horario diurno, bajo el argumento de garantizar que las personas con movilidad reducida puedan repostar combustible, un cambio normativo que impulsó en 2016, pero que aún no había entrado en vigor, y que ha chocado de lleno con la legislación comunitaria. Tras una denuncia del sector de las gasolineras 'low cost' o fantasma, aquellas que carecen de empleados, Bruselas ha decidido que la ley que exige la presencia de trabajadores en estos establecimientos es contraria a una directiva europea y ha advertido de que castigará con multas de 600.000 euros diarios a las regiones incumplidoras. Aunque en el Principado la restricción aún no estaba vigente, en otras comunidades, como la Comunidad Valenciana o Castilla-La Mancha, llevaba años en funcionamiento y ya han anunciado que modificarán su legislación.

El Principado impulsó la modificación de la Ley 11/2002, de 2 de diciembre, de los Consumidores y Usuarios para exigir que las gasolineras contaran con empleados, una medida reclamada también por la Asociación Provincial de Empresarios de Estaciones de Servicio de Asturias y por los sindicatos, que critican la proliferación de las gasolineras 'low cost' y alertan del peligro que representan, ya que en ellas no hay personal que pueda atender una incidencia, como un derrame de combustible o, incluso, un incendio.

La UE, sin embargo, no opina igual. Tras una reunión celebrada el pasado 6 de febrero, anunció a las comunidades autónomas que deben derogar la normativa que exige la presencia de empleados en las gasolineras determinadas horas del día. En este sentido, el consejo de Gobierno del Principado decidió ayer retirar el proyecto de ley, aunque aseguran que se estudiarán medidas alternativas que garanticen el suministro de combustible a las personas con dificultades.

El presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Estaciones de Servicio de Asturias, José María Barrero, se mostró ayer contrariado por esta noticia y subrayó que cada vez se abren más gasolineras sin personal, mientras que cierran las que tienen trabajadores, que no pueden hacer frente a su competencia. También recordó que el sector emplea en Asturias a unas 800 personas en más de dos centenares de puntos de venta y alertó del peligro que puede suponer dejar sin ningún tipo de vigilancia unos establecimientos en los que se almacenan «entre 90.000 y 200.000 litros de combustible».

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos