Los empresarios de gasolineras exigen estaciones de servicio atendidas y seguras

Surtidores de combustible en una gasolinera de Gijón.
Surtidores de combustible en una gasolinera de Gijón. / Jorge Peteiro

Alertan del peligro de las 'low cost' y aseguran que en dos años se perdieron 2.700 empleos en el sector

Noelia A. Erausquin
NOELIA A. ERAUSQUINGijón

Los empresarios de las gasolineras asturianas no se dan por vencidos, después de que el Principado haya dado marcha atrás en su intención de obligar a que estos establecimientos cuenten con personal, al menos, en horario diurno, una medida que permitiría frenar la propagación de los puntos de suministro de combustible 'low cost' o fantasma. La junta directiva de la Asociación de Empresarios de Estaciones de Servicio de Asturias se reunió ayer para definir una estrategia de cara a garantizar «gasolineras atendidas y seguras» y alerta de que en dos años, de 2014 a 2016, a pesar de las restricciones impuestas a este modelo de negocio en otras comunidades, se perdieron 2.700 empleos en el sector, mientras que se abrieron 500 nuevas gasolineras.

El presidente de la asociación, José María Barrero, denunció ayer que existen «muchos intereses» en el desarrollo de este modelo de negocio, incluso de grandes petroleras, y reclamó que se tengan en cuenta los derechos de personas con discapacidad a ser atendidas y el problema de seguridad que se genera si se dejan sin personal estos establecimientos, en los que se almacenan miles de litros de combustible. «Si hay un accidente pequeño o grande o una imprudencia, si alguien se pone a repostar fumando, eso no se puede solucionar con una videocámara», advierte Barrero, que solicitará una reunión con los responsables del Principado para explorar otras posibilidades de legislar en esta materia.

Barrero, segundo por la derecha, con los miembros de la junta directiva de la asociación.
Barrero, segundo por la derecha, con los miembros de la junta directiva de la asociación. / Álex Piña

El Gobierno regional decidió el miércoles retirar el proyecto de modificación de la ley debido a que la Comisión Europea, tras una denuncia del sector de las 'low cost', consideró que las restricciones a las gasolineras fantasma son contrarias al derecho comunitario y anunció sanciones de 600.000 euros diarios a las regiones incumplidoras. No obstante, la modificación de la ley aún no había entrado en vigor, a pesar de haber sido llevada a la Junta en diciembre de 2016.

A pesar de este revés, desde la Asociación de Empresarios de Estaciones de Servicio de Asturias consideran que no se ha dicho la última palabra. De hecho, ya existe otra denuncia, en este caso del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), que se dirigió al legislador europeo denunciando la desprotección de los consumidores con algún tipo de discapacidad. El Parlamento Europeo ya ha instado a la Comisión Europea a que abra una investigación formal sobre el tema.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos