Gmc Abogados

Gemma González: Pruebas y testigos falsos en los juicios

Gemma González: Pruebas y testigos falsos en los juicios
La actualidad nos obliga a estar al día de muchos juicios que se van celebrando. Un complejo ámbito del que solemos informarnos a través de los medios de comunicación y que en ocasiones, nos lleva a hacernos una idea distorsionada de la realidad. Pero, ¿puede mentirse en un juicio, qué consecuencias acarrea un falso testimonio, qué tipo de pruebas pueden presentarse?
PUBLIRREPORTAJE

Hablamos sobre ello con la abogada Gemma González Calvo. Experta en derecho matrimonial y Abogada de la Asociación de Padres de Familia Separados de Asturias, Gemma es además mediadora familiar, criminóloga, detective privado y fundadora de GMC abogados, despacho especializado en el Derecho de Familia.

-¿Se puede mentir en un juicio?

En España para defenderte puedes acogerte al derecho a no declarar contra uno mismo, a no confesarse culpable y a no hacer declaraciones que te puedan perjudicar. Eso, en un lenguaje llano significa que puedes no contestar a las preguntas que te formule el juez, fiscal o los abogados y que incluso, puedes mentir para defenderte.

-¿Y si vas como testigo falso?

En ese caso estás obligado a decir verdad y si no lo haces, eres tú quien está cometiendo un delito, concretamente el de falso testimonio. Si esto sucede en un juicio civil, la pena es de prisión de 6 meses a 2 años y multa de 3 a 6 meses. Si el juicio era penal, se agrava la pena y se contempla prisión de 1 a 3 años y multa de 6 a 12 meses. No obstante, no olvidemos que padres, hijos, cónyuge, hermanos y otros parientes que especifica la ley no tienen obligación de declarar contra el procesado. Es más, incluso se puede procesar también por inducción y provocación a quien presente en juicio esos testigos falsos.

-¿Qué pruebas, distintas a las habituales, se pueden presentar en un juicio?

En la Constitución viene reflejado que todas las personas tienen derecho a utilizar los medios de prueba que consideren pertinentes para su defensa. De hecho, en el juicio de La Manada se aportó un informe de detective de la actividad de la víctima en las redes sociales. En otras ocasiones se aportan informes de psicólogos que analizan la credibilidad de un testimonio. Y también informes realizados con un polígrafo donde se indica el porcentaje de posibilidades de que una persona esté diciendo la verdad ante determinada pregunta. Distinto es la valoración que luego el Juez haga de cada prueba.

-¿Y si presentas en el juicio una prueba falsa para defenderte o acusar?

Una prueba falsa es presentar un contrato que nunca existió, una conversación de WhatsApp manipulada, unas fotos modificadas…

Presentar una prueba falsa es un delito que además puede cometerse como estafa procesal, como falsedad documental o incluso como un delito contra la Administración de Justicia. Y ser condenado por delito supone tener antecedentes penales.

-¿Realmente tener antecedentes penales puede afectar a la vida diaria?

Pues sí. En el caso de ser español impide optar a determinados puestos de trabajo y oposiciones, supone no poder tener permiso de armas, que no sea concedida una beca Erasmus o problemas para colegiarse en determinadas carreras como la de abogado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos