Hacienda permitirá que los ayuntamientos usen su superávit

Montoro habla en el Congreso. /Emilio Naranjo (Efe)
Montoro habla en el Congreso. / Emilio Naranjo (Efe)

Lo hará vía decreto para que puedan emplear este año y el próximo en más áreas de inversión los 5.000 millones que les sobraron en 2017

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

Los ayuntamientos han logrado, por fin, ser premiados por su mayor capacidad de ahorro, aunque no en la medida que querían. Tras una reunión que a priori se presentaba como tensa, el presidente de la Federación de Municipios y Provincias (FEMP), Abel Caballero, arrancó este lunes del ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, la promesa de que a corto plazo –«con toda probabilidad» por la vía de urgencia para que pueda aplicarse en marzo– aprobará un decreto para permitir que los consistorios tengan mayor capacidad de actuación para usar este año y el próximo su superávit de 2017.

Hablamos de unos 5.000 millones de euros, según los cálculos provisionales del departamento. Su responsable, no obstante, avisó de que se mantiene la obligación de que las inversiones a realizar habrán de cumplir con el criterio de sostenibilidad financiera y respetar las competencias de cada administración.

Entonces, ¿qué es lo que cambia? Pues Montoro no avanzó mucho. Dijo tras su encuentro con Caballero, que también es alcalde Vigo, que se redefinirá ese concepto de inversión a fin de ampliar el catálogo de posibles actuaciones, por ejemplo, en seguridad ciudadana.

En cualquier caso, se mostró dispuesto a negociarlo con los ayuntamientos –que se reúnen este martes en asamblea para analizar sus demandas de financiación–, siempre que no se choque con atribuciones autonómicas o del Estado. Será en la Comisión Nacional de Administración Local que convocará en las próximas semanas, donde se hablará de las limitaciones que conlleva la regla de gasto. El Gobierno está dispuesto a introducir matices en ella, si eso permite «dotarla de un contenido más efectivo» para que los ayuntamientos le saquen mayor rendimiento.

Montoro también buscará «el apoyo de los grupos políticos» -de hecho, el Pleno del Congreso tramita desde diciembre una iniciativa de Unidos Podemos para modificar los criterios de aplicación de la regla de gasto, proposición a la que solo se oponen PP y Ciudadanos- y acepta negociar el nuevo modelo de financiación municipal en paralelo al autonómico. Caballero advirtió de que «estarán vigilantes» para que así sea y no se produzcan nuevas dilaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos