La innovación asturiana reclama mayor financiación y conexión con la empresa

La innovación asturiana reclama mayor financiación y conexión con la empresa
Amador Menéndez (ITMA), Ignacio Prendes (Cs), Javier Sesma (ThyssenKrupp), Ana Coto (Univ. Oviedo), Nicanor García (Cs), Susana Solís (Cs), Francisco Delgado (Univ. Oviedo) y Juan Carlos Campo (EPI). / D. ARIENZA

El Principado se sitúa a la cola de España en inversión en I+D+i, pero sus investigadores son de los más productivos

NOELIA A. ERAUSQUIN GIJÓN.

Ni se invierte lo suficiente en I+D+i, ni la empresa aprovecha todas las posibilidades que ofrece el ecosistema de innovación de la región. Esta es una de las conclusiones que se extraen de la jornada 'Asturias, territorio de innovación', organizada ayer en Laboral Ciudad de la Cultura por el grupo parlamentario de Ciudadanos y que reunió a investigadores, responsables de la Universidad, directores de centros tecnológicos y emprendedores y ejecutivos de compañías innovadoras. Y, aunque cada uno transmitió su visión personal de la situación, todos coincidieron en que existe falta de conexión entre las empresas y los agentes de la innovación y también en que serían necesarios más fondos, sobre todo del sector privado, para potenciar este elemento fundamental de la competitividad.

Así, el director de la EPI, Juan Carlos Campo, y el ex director general de Innovación del Principado, Francisco Delgado, profesor de Economía Aplicada de la Universidad de Oviedo y miembro de Los 100 de Cotec, repasaron las grandes cifras de la innovación en Asturias, unos datos que no dejan bien parada a la comunidad, con menor inversión en relación al PIB que la media nacional y aún más alejada de la de la UE, ya España en esta materia dista mucho de ser una potencia. «Es un problema general del país, de los diferentes agentes», subrayó Delgado, que reconoció que las comunidades, «excepto las forales o las ricas», tienen serios problemas para detraer recursos para la I+D+i. «Debe ser una política de Estado», defendió, para pedir más financiación pública y privada y mayor conexión entre la investigación y las necesidades de la empresa, además de «ser muy selectivos en qué invertir recursos escasos». Campo, por su parte, aunque reconoció que «partimos de una situación muy alejada de los objetivos» -con poco gasto, sobre todo de la empresa privada-, destacó que Asturias cuenta con buenas infraestructuras y un capital humano «que hace bien su trabajo y rinde mucho con lo poco que se pone», algo que acreditan sus publicaciones.

Por su parte, el director general de ThyssenKrupp Elevator Innovation Center, Javier Sesma, subrayó el papel de su centro como elemento tractor y como grandes multinacionales necesitan apoyarse en 'startups' para ganar agilidad en su innovación. Además, Amador Menéndez, investigador del Instituto Tecnológico de los Materiales (ITMA), reclamó dedicar alguna partida a proyectos de alto riesgo, «que son los que pueden generar tecnologías disruptivas», mientras que la investigadora y profesora titular del departamento de Morfología y Biología Celular de la Universidad de Oviedo, Ana Coto, criticó que los grupos de la universidad y las necesidades de la empresa sean compartimentos demasiado estancos.

Por otro lado, los máximos responsables de centros tecnológicos como ITMA-Prodintenc, Íñigo Felgueroso; Asincar, Juan Díaz, y Fundación CTIC, Pablo Priesca, pusieron en valor su labor como agentes facilitadores de la innovación para empresas que no tienen capacidad para destinar recursos a ello, como puede ser el caso de las pymes, o su papel para fomentar la cooperación entre compañías, como es la actividad del Clúster TIC. Su director, Enrique Jaimez, así como Priesca, también destacaron el problema con el que se encuentran muchas empresas ante la falta de profesionales cualificados en materia digital.

Para Ignacio Prendes, diputado asturiano de Ciudadanos en el Congreso y vicepresidente de la Cámara, el reto de futuro del Principado es, precisamente, fomentar un canal de comunicación entre la Universidad, los centros tecnológicos y las empresas y defendió que el futuro de la región pasa por su capital humano y poner en valor su talento.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos