La inversión de Ence en Navia desde 2001 supera los 650 millones de euros

La papelera de Navia, en la zona de Las Aceñas. / I. GÓMEZ

La nueva ampliación forma parte del plan estratégico 2016-2020, que destina 160 millones para distintas actuaciones en la planta asturiana

DANIEL FERNÁNDEZ GIJÓN.

Desde 2001, la lluvia de millones en la papelera de Ence en Navia ha sido constante. Tanto que entre ese año y 2020 las distintas actuaciones llevadas a cabo -y las previstas hasta ese ejercicio- habrán supuesto un inversión de más de 650 millones de euros. Todas estas actuaciones llevadas a cabo han llevado a la papelera naviega a ser la de mayor producción de celulosa de España y una de las más modernas de Europa.

La producción de celulosa en Navia es, en estos momentos, de 605.000 toneladas anuales. Una cantidad que, como adelantó ayer EL COMERCIO, se verá aumentada a partir del próximo año hasta las 685.000 toneladas. Esa ampliación forma parte del plan estratégico 2016-2020 que Ence llevará a cabo en la planta asturiana y que destina 160 millones para su ejecución. La mitad de esta inversión irá destinada a la ampliación del proceso de producción de celulosa y el resto se destina a diversas actuaciones, la mayor parte encaminadas a reducir el impacto ambiental.

La ampliación de capacidad de producción de Navia se acometerá entre el segundo semestre de 2018 y el primero de 2019. No está aún fijado el inicio de las obras, aunque todo apunta a que puedan arrancar en noviembre del próximo año, cuando se prevé que se lleve a cabo la parada técnica anual de la fábrica.

La riada de inversiones destinadas a Navia coinciden con la llegada de Ence a la papelera. En diciembre de 1999, la Empresa Nacional de Celulosas, que pertenecía al INI, adquirió Celulosas Asturianas (Ceasa), que fue la que en 1970 construyó la planta naviega. Esa compra se cerró en 935 millones de pesetas (5,6 millones de euros).

En 2001 se completó la privatización de la compañía, que pasó a denominarse Grupo Ence, quedando bajo el control de un consorcio de bancos formado por Caixa Galicia, Bankinter y Banco Zaragozano. En aquel proceso, también Cajastur y otras cajas andaluzas participaban en su accionariado. En ese año, se destinaron a la papelera de Navia 130 millones de euros para ampliar a 300.000 toneladas la capacidad productiva de la planta asturiana y para lograr una mayor eficiencia energética de la misma.

En 2006, tras la llegada del actual presidente del Grupo Ence, Juan Luis Arregui, se aprueba el plan estratégico que supuso convertir a la planta de Navia en el buque insignia de la compañía, honor que tenía hasta ese entonces la papelera de Pontevedra. En aquel año se anunció una inversión de 257 millones que permitiría a la planta asturiana ampliar hasta las 500.000 toneladas la producción anual de celulosa, objetivo que logró en 2011.

Planta de cogeneración

Además, en el mismo plan se reservaba otra partida de 40 millones para la construcción de la planta de cogeneración. La producción de energía es otra de las patas del grupo. Con este equipamiento -Ence tiene también instalaciones similares en Pontevedra, Mérida y Huelva-, en Navia se producen al año 130 millones de kilovatios a la hora, una cantidad que no solo atiende las necesidades energéticas de las instalaciones naviegas, sino que permite a la compañía vender electricidad. La energía se obtiene mediante la utilización de biomasa forestal.

En el periodo 2011-2016 las actuaciones llevadas a cabo en la factoría permitieron a la fábrica de Navia alcanzar las 605.000 toneladas de producción en la que se encuentra ahora, así como otras inversiones encaminadas a la reducción de los olores producidos en el proceso de elaboración de la celulosa.

El programa de inversiones previsto para el periodo 2016-2017 contempla inversiones por un importe de 160 millones de euros. La mitad se destinará a una nueva ampliación de la producción, de 80.000 toneladas, que permitirá fabricar en Navia 685.000 toneladas al año. El resto de inversiones se destinarán a actuaciones ambientales.

De esta forma, desde que Ence adquirió la antigua Ceasa en 2001, han sido más de 580 millones de euros los que se han invertido en la planta naviega para convertirla en la mayor de España, la más eficiente y una de las más modernas de Europa.

La plantilla de Ence en Navia está formada por unos 320 trabajadores, aunque son más de 2.150 los empleos indirectos que genera. Además, durante las paradas técnicas que anualmente se realizan para labores de mantenimiento, más de un millar de trabajadores pueden coincidir en las instalaciones de Las Aceñas.

Temas

Navia

Fotos

Vídeos