Arcelor avisa de que congelará inversiones en Asturias si no mejora la competitividad

Arcelor avisa de que congelará inversiones en Asturias si no mejora la competitividad
Oswaldo Suárez. / JORGE PETEIRO

La dirección transmite a los sindicatos que la situación del tren de chapa y largos, ambas instalaciones en Gijón, es «muy mala» y les alienta a tomar medidas

SUSANA BAQUEDANO GIJÓN.

ArcelorMittal viene reiterando el mismo mensaje en los últimos meses: que las plantas de la región necesitan ganar en productividad y que están perdiendo su posición competitiva dentro del grupo con respecto a las de Dunquerque y Bremen. Ayer, el consejero delegado en Asturias, Oswaldo Suárez, volvió a dar un tirón de orejas en la reunión que mantuvo con los sindicatos, pero esta vez lanzó una seria advertencia. «Si las plantas no mejoran en competitividad, habrá problemas con las futuras inversiones comprometidas y se congelerá alguna de las que ya están aprobadas», según informaron fuentes de CC OO al término del encuentro con el comité de dirección de la multinacional siderúrgica.

El sindicato destacó también otro de los mensajes de Suárez, centrado en dos instalaciones del grupo: «la situación del tren de chapa y largos -ambas plantas ubicadas en Gijón- es muy mala». Por ello, el CEO de ArcelorMittal alentó a las centrales a «tomar medidas de forma civilizada» o, de lo contrario, la compañía «lo hará de forma traumática», en palabras de CC OO. Los problemas en el tren de chapa obedecieron al arranque después de la parada y al mix de productos. También la acería avilesina LDA tuvo problemas de calidad y con la nueva máquina de colada.

La dirección del grupo siderúrgico realizó estas advertencias en la exposición de los resultados de 2017 en las plantas asturianas. Así, destacó que ha sido un «año muy difícil» para largos, dado que «no se alcanzó el presupuesto en ninguna instalación». Ello se explica por las importantes inversiones en carril, el horno de inducción y las mejoras medioambientales en los convertidores de LDG, y al desarrollo de nuevos productos, 'carril 108' y alambrón 'free cutting'. En decapado y en el tandem 2, ambas en Avilés, tampoco se alcanzaron los objetivos previstos. En el lado positivo, hubo un importante incremento en el mercado de galvanizado y «un buen desarrollo» del producto Magnelis, un acero con recubrimiento metálico que ofrece una excepcional resistencia a la corrosión, muy demandado en el sector de la energía solar, y que la fábrica avilesina produce desde junio de 2017.

Según la compañía, el sínter fue «la mejor» instalación en cuanto a resultados, y las baterías de cok y los hornos altos también cumplieron los objetivos planificados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos