Lanero llama al acuerdo entre el SOMA y FICA por «respeto» a los muertos de la lucha obrera

La escritora Ángeles Caso y el secretario general de UGT, Javier Fernández Lanero, ayer en Gijón, durante la lectura del manifiesto en defensa de las pensiones / DANIEL MORA
La escritora Ángeles Caso y el secretario general de UGT, Javier Fernández Lanero, ayer en Gijón, durante la lectura del manifiesto en defensa de las pensiones / DANIEL MORA

Se ofrece como mediador «si de verdad existe interés por seguir juntos» y alerta de que la división perjudicará la defensa de los trabajadores

NOELIA A. ERAUSQUIN GIJÓN.

Hay preocupación en UGT Asturias por el inicio «del proceso de desvinculación» aprobado en asamblea por el SOMA el pasado martes ante la falta de acuerdo para su integración en la Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT (FICA). Así lo expresó ayer, tras la manifestación en defensa de las pensiones en Gijón, el secretario general de la organización en Asturias, Javier Fernández Lanero, que advirtió de que una hipotética salida del histórico sindicato minero supondría una mayor debilidad en la defensa de la clase obrera. Y, ante este panorama, reclamó a las partes, una vez más, un esfuerzo para llegar a un acuerdo, pero esta vez, además de recordar los más de cien años de historia conjunta, también hizo referencia a aquellos que dejaron la vida por la lucha obrera.

«Tenemos que buscar fórmulas de entendimiento. Al final Alperi -por el presidente del SOMA- y Jenaro -secretario general de FICA- son dos chavales jóvenes, dos buenos sindicalistas, pero anteriores a ellos ha habido muchísimos trabajadores y muchísimos afiliados», subrayó Lanero, para añadir que «hubo mucha gente que murió por defender los derechos y libertades, por conquistar derechos, gente de UGT y del SOMA». Por respeto a ellos, «a todos esos años, por la memoria de toda esa gente que convivió con las siglas y que peleó por conquistar derechos y libertades y que dejaron la piel en eso, hay que dar una oportunidad al acuerdo», insistió.

El secretario general de UGT de Asturias también se ofreció como interlocutor «si de verdad, -y recalcó- de verdad existe el interés de seguir juntos». «No es posible que no se pongan de acuerdo en cómo integrarse y se tiren por la borda más de cien años de historia. Yo les pido a los dos un esfuerzo», insistió. Además, aseguró que él conoce «muchas fórmulas que pueden permitir que sigamos conviviendo y defendiendo los derechos de los trabajadores».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos