Olse Consultores

La legítima del conyuge viudo

Fallecido uno de los cónyuges, y no habiendo otorgado testamento, su consorte tiene derecho a la legítima, siempre que no estuviera separado judicialmente o de hecho en el momento del fallecimiento, con la peculiaridad de que ésta siempre es en usufructo (uso y disfrute) y no en propiedad
PUBLIRREPORTAJE

La legítima variará en función de si concurre o no con otros herederos forzosos:

- Si hay hijos, tendrá derecho al usufructo del tercio destinado a mejora.

- Si no existen descendientes pero sí ascendientes (padres o, en su defecto, abuelos), tendrá derecho al usufructo de la mitad de la herencia.

- Si no hay descendientes ni ascendientes, el cónyuge sobreviviente tendrá derecho al usufructo de los dos tercios de la herencia.

Se puede acordar que, en vez del usufructo, se le entregue su valor en dinero u otros bienes, o una renta equivalente al valor del usufructo; esta decisión corresponde a los herederos pero, una vez decidido, tendrán que ponerse de acuerdo con el viudo/a para escoger la forma de hacer la conmutación.

¿Cómo se calcula el usufructo viudal?

En este caso, para saber el porcentaje a aplicar sobre la parte de la herencia a que el cónyuge tiene derecho, se utiliza lo que se conoce como “regla del 89”: Valor del usufructo= 89 – * edad del usufructuario (con un máximo de 70% y un mínimo de 10%).

A modo de ejemplo, procederemos a calcular el valor del usufructo, ascendiendo el caudal relicto (bienes o derechos de la herencia una vez descontadas las deudas y cargas del fallecido) a 90.000 euros, un cónyuge supérstite de 70 años de edad, y concurriendo a la herencia con hijos:

89 – 70 (edad del usufructuario)= 19% (porcentaje a aplicar sobre el tercio de mejora)

90.000 € (valor del caudal relicto) / 3 (calculamos el valor del tercio de mejora)= 30.000 euros

30.000 euros x 19%= 5.700 euros (valoración del usufructo del cónyuge viudo)

A la vista de lo anterior, cabe preguntarse si este reparto es el que hubiera querido el causante; otorgar testamento en vida es la mejor forma de disponer de tus bienes de la manera deseada y con anticipación.

Yolanda Hurtado Hevia

Abogado

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos