«Jamás me han llamado de una agencia de empleo»

Desde 2009, tras despedirle la empresa en la que llevaba trabajando más de 7 años, no ha tenido un empleo estable y se ha tirado más de dos años en paro. Hasta que hace poco le contrataron como electricista, aunque de momento por tres meses, un contrato más largo que otros que ha tenido. Se le agotó la prestación y todas las ayudas posibles, explica Miguel, que se queja de que «nunca me han llamado de una agencia de empleo para ofrecerme una entrevista de trabajo. Jamás». Y a su mujer, que también ha estado mucho tiempo en paro, le pasó igual. «Fui, me apunté al paro y ya. Nadie te dice nada, jamás me llegaron a llamar ni a ofrecer un curso», se queja Vicky, que con 36 años se ha convertido en pensionista por padecer una enfermedad después de trabajar limpiando casas. «Lo hemos pasado muy muy mal. Al menos ahora pagamos y comemos», se consuela.

Fotos

Vídeos