El logo del sindicato minero corre por las redes sociales desde el pasado domingo

El rechazo por parte del SOMA a la propuesta de integración de la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA), y su escisión con UGT, se veía venir desde noviembre. La decisión del sindicato minero de no participar en el congreso de constitución de UGT-FICA por fuertes discrepancias en la fusión fue el primer paso. Después, vinieron cuatro meses de negociación en los que los avances fueron escasos, por no decir nulos. La tensión entre los dirigentes del SOMA y FICA se hizo evidente a finales del pasado mes de febrero, durante el homenaje a Manuel Llaneza. La situación ya era irreconducible. El domingo numerosos afiliados y dirigentes del sindicato minero, entre ellos quien fuera el responsable de Organización, José Luis Fernández Roces, mostraban en sus perfiles de las redes sociales el logo del SOMA. La ruptura era ya evidente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos