El Comercio

Manzano acusa a las eléctricas de «boicotear» el carbón nacional

Damián Manzano, anoche, en el programa La Lupa.
Damián Manzano, anoche, en el programa La Lupa. / D. ARIENZA
  • El calendario de movilizaciones del sector se iniciará los próximos días, anuncia el líder de Industria de CC OO

«Algunas empresas mineras están ofreciendo su carbón al precio del internacional o incluso por debajo y las eléctricas no se lo están aceptando». Así se expresaba anoche en el programa La Lupa de Canal 10 el secretario general de la Federación de Industria de CC OO de Asturias, Damián Manzano, a la hora de contar la crítica situación que atraviesa la minería privada en España. «No es un asunto económico, es un tema coordinado de las compañías para bloquear el carbón local», aseguró también el líder sindical, que llegó a acusar de «boicot» a las eléctricas, salvando a EdP que adquiere la producción de Hunosa.

El compromiso por parte de Endesa de comprar 20.000 toneladas a Astur Leonesa, 18.000 a Uminsa y 8.000 a Carbonar no supone una solución para el problema que sufren las empresas, según Manzano, ya que las cantidades son pequeñas y las explotaciones cuentan con tanto carbón acumulado que ni siquiera necesitarán nuevas extracciones. En este sentido, avanzó que octubre será «un mes de movilizaciones» y que el calendario comenzará «en los próximos días», ya no solo en Asturias, sino también en Castilla y León y Aragón. Con las protestas, insistió, no se pedirá nada nuevo, sino que se cumplan los compromisos firmados.

Manzano señaló que es posible que el Gobierno considere que este ya no es un sector importante para su cuenta de «resultados políticos» y, por tanto, no le importe hacer que el suroccidente de Asturias quede «como un desierto laboral». Por este motivo, reclamó que el Principado, con su presidente a la cabeza, lidere la defensa de la minería.

Por otro lado, alertó del impacto que ha tenido la crisis en el tejido empresarial asturiano, con una caída del empleo en la industria que cuantificó en más del 20%, y también con las pérdidas que ha conllevado, «que no se van a volver a recuperar», como el conocimiento de ciertas actividades que solo se realizaban en empresas que ya han cerrado, como Gijón Fabril, o el de los trabajadores mayores de 50 años que se han quedado excluidos del mercado laboral. «Deberían hacer esta lectura aquellos que dicen que faltan profesionales», señaló, sobre la demanda de la patronal del metal de más personal cualificado.