El Comercio

La construcción será el sector que más crezca en 2017 en la región, prevé Funcas

  • Advierte de que Asturias será de las comunidades «menos dinámicas» del país y con mayor pérdida de población, junto a Castilla y León

Funcas comparte la percepción de los constructores asturianos de que en 2017 habrá crecimiento. Es más, será el sector que más tire del desarrollo regional en un año en que el Principado será una de las comunidades «menos dinámicas» del país.

Según el último informe de la Fundación de las Cajas de Ahorros, el crecimiento de Asturias en 2016, del 2,4%, se sustentará básicamente sobre los servicios, aunque la construcción también registrará un resultado positivo. Por contra, la industria tendrá un crecimiento prácticamente nulo -será la comunidad autónoma con peores resultados en este sector-.

Peores son las previsiones para 2017. El Producto Interior Bruto (PIB) regional se desacelerará hasta el 2,1% por el frenazo de los servicios, mientras que la construcción se acelerará y se convertirá probablemente en el sector de mayor crecimiento.

En términos de PIB per cápita, la región crecerá más que la media por una evolución demográfica fuertemente negativa -es la región, junto a Castilla y León, que va a perder más población en el periodo-.

Asturias será la única comunidad en la que el desempleo no baje este año debido al incremento de la población activa. La tasa de paro será del 19,1% en 2016 y del 17,4% en 2017.

Junto a Asturias, Cantabria, Castilla y León y Extremadura, serán las regiones menos dinámicas, porque, según Funcas, «no logran aprovechar el auge exportador», además de tender a perder población.

Las que más crecen

Las comunidades autónomas de Baleares, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia, Madrid y País Vasco crecerán por encima del 3,1% este año, la media para el conjunto de España, crecimiento que se desacelerará hasta el 2,3% en 2017, según sus previsiones para las comunidades autónomas en el periodo 2016-2017.

Para Funcas, este año la senda de la recuperación, que es «sólida», se mantiene en los dos primeros trimestres gracias a la diversificación de la economía y a que estas siete comunidades crecerán por encima de la media. Con vistas a 2017, el crecimiento se mantendrá más elevado en las regiones del Eje Mediterráneo, Valle del Ebro, Galicia, Madrid y Extremadura, con un repunte «superior a la media».

El director general de Funcas, Carlos Ocaña, ha indicado que, en todo caso, todas las comunidades participan de ese proceso de recuperación de la economía, aunque lo hacen de forma «desigual», y ha recalcado que se trata de una recuperación «diversificada», que se apoya en todos los sectores, en especial en la industria, la construcción «que se recupera» y el sector servicios.

Las desigualdades en términos de PIB per cápita se mantendrán en 2016 y 2017 y, sobre la tasa de desempleo, ya que Navarra será la única región donde la tasa de paro bajará del 10% en 2017, mientras que Andalucía, Castilla-La Mancha, Canarias y Extremadura registrarán una tasa por encima del 20%.

Respecto a los retos de futuro, Funcas menciona el desempleo, la reducción de la deuda pública, la disparidad en la renta per cápita de las comunidades y la dualidad del mercado laboral.

En cuanto a los factores de desaceleración prevista para 2017, Funcas ha apuntado que son «externos», debido al debilitamiento del comercio internacional, «aunque las exportaciones españolas crecen en bienes y servicios de mercado», ha alegado Raymond Torres, director de Coyuntura y Estadística de Funcas; y a las incertidumbres del 'Brexit', que podría afectar a las comunidades con una fuerte presencia de turismo británico, como Andalucía.

Respecto al desafío de «la deuda pública», Torres dijo que hay comunidades que tienen «una deuda pública importante», como Cataluña o Valencia, por encima del 30% del PIB y muy por encima de la media del 24%», mientras que Andalucía o Asturias, «con más dificultades económicas, tienen una deuda pública inferior», lo que significa que «están haciendo un esfuerzo desde el punto de vista fiscal».