El Comercio

Así será, y repercutirá, la inminente subida de tipos en EE UU

La presidenta de la FED, Janet Yellen, el pasado mes de septiembre.
La presidenta de la FED, Janet Yellen, el pasado mes de septiembre. / AFP
  • La FED ha anticipado un incremento de los intereses después de ocho años en mínimos, tras constatar la fortaleza de su economía, pero ante el temor de los ciudadanos y los propios mercados

Estados Unidos va a dar por liquidados todos los estímulos monetarios que había puesto sobre la mesa hasta ahora para reactivar su economía. Desde que a finales de 2008, el presidente de la Reserva Federal (FED), Ben Bernanke, recortara los tipos de interés de forma drástica hasta el 0%, la primera potencia mundial ha pasado por varias etapas hasta constatar su recuperación. Ahora, ese organismo, presidido por Janet Yellen reconoce que "el argumento para subir los tipos continúan fortaleciéndose", tal y como indica el comunicado emitido esta tarde por la FED. No lo harán, como ya se sabía, por las elecciones presidenciales del próximo martes. Pero en diciembre, en la reunión de los días 16 y 17, Estados Unidos dibujará el punto de inflexión que afectará al resto de economías mundiales a medio y largo plazo.

¿Por qué toca ahora elevar los intereses?

Desde hace más de un año, la FED ha venido insistiendo en que no podía prolongar eternamente su política de estímulo que tan bien le ha funcionado a Estados Unidos. El objetivo era hacerlo cuando los precios comenzaran a subir hasta un 2% -ahora lo hacen un 1,5%-, el paro cayera a niveles previos a la crisis -la tasa de desempleo se sitúa ya por debajo del 5%- y la economía, en general, mostrara síntomas de fortaleza -el PIB mejora un 2,9%-. Ningún factor impide ya que el organismo no pueda actuar.

¿Es la FED en EE UU igual al BCE en la zona euro?

No exactamente. El mandato de la Reserva Federal norteamericana es mucho más amplio, flexible y menos politizado que el del Banco Central Europeo. La FED vela, según consta en sus estatutos, por el crecimiento económico del país, la estabilidad financiera de sus bancos y desarrollar la política necesaria para alcanzar el pleno empleo. En el caso del organismo con sede en Fráncfort (Alemania), tiene un mandato específicamente claro y riguroso: luchar contra la inflación, y evitar que el alza de los precios en la zona euro supere, de media, el 2%. Ni paro, ni economía, ni políticas fiscales están recogidas en sus estatutos.

¿Cuándo puede repercutir en España el alza de tipos de EE UU?

Aún es pronto para valorar el impacto de la medida que la FED va a aprobar a finales de año. En primer lugar, porque, de hacerlo, será una subida mínima de los intereses, ahora entre el 0,25% y el 0,5%. Además, se aplicará en una economía en crecimiento, como la norteamericana, que puede asumir un precio del dinero más caro. En Europa, el calendario del BCE estima que será en marzo cuando finalice su actual programa de compra de bonos y de apoyo monetario. Pero no está claro qué va a hacer a partir de entonces, y en qué medida actuará, aunque Mario Draghi ha anticipado que lo harán pausadamente. Probablemente, los tipos de interés de la zona euro permanecerán en los niveles actuales a lo largo de todo 2017.

¿Y cuánto dinero supondría este incremento de los tipos?

En Estados Unidos, a corto plazo se producirá un movimiento no visto desde hace más de ocho años: el incremento del coste de los créditos de consumo y las hipotecas, tanto las nuevas como las que se firmen a partir de ahora. Se acabó el nirvana de préstamos en el que han vivido sus ciudadanos. A cambio, también comprobarán cómo los bancos mejorarán la retribución de productos como los depósitos de ahorro o las cuentas. En la zona euro, las perspectivas estiman que el euribor -el principal índice con el que se calculan las hipotecas- se podría mantener en negativo durante todo 2017 (ahora se encuentra en el -0,06%) y sería en 2018 cuando comenzara a subir de nuevo. Lo mismo ocurriría con los intereses de las cuentas de ahorro, cercanas en muchos casos al 0%, hasta que no se apruebe una subida de los tipos.

¿Qué ocurrirá en los mercados?

Previsiblemente, a corto plazo, las Bolsas de todo el mundo retrocedan cuando se constate el alza de los tipos de interés en EE UU. Así ha ocurrido cuando la FED ha hecho el amago. A los inversores les gustaba el contexto en el que se movían hasta ahora, con el respaldo de los bancos centrales. También el dólar subirá como consecuencia del alza de intereses. Será una consecuencia negativa para las exportaciones de Estados Unidos, a partir de entonces más caras para sus corporaciones.