El Comercio

La Junta General reclama la nacionalización de la minería privada

  • PSOE, Podemos, Foro e IU votan a favor de pedir su integración en la SEPI, mientras que PP y Ciudadanos rechazan la iniciativa

La Junta General aprobó ayer, con los votos de PSOE, Podemos, Foro e IU una proposición no de ley de esta última formación, a la que se opusieron PP y Ciudadanos, en la que se reclama la nacionalización de la minería privada que aún pervive en el suroccidente asturiano. En ella se insta al Gobierno asturiano a dirigirse al central para que inicie el proceso de integración en la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) de todas las empresas mineras del suroccidente: Astur Leonesa, Uminsa y Carbonar.

Según el diputado de IU Ovidio Zapico, la nacionalización es la única salida para evitar su cierre y sería, además, beneficiosa para Hunosa porque elevaría la rentabilidad de las explotaciones públicas, informa Efe. En su opinión, es preciso iniciar ya esos trámites porque la minería es el soporte básico del suroccidente.

El socialista Jesús Gutiérrez afirmó que no está de más perseguir la utopía, pero que sería más práctico regular el mercado y el consumo del carbón nacional para salvar esas empresas en el corto plazo. Héctor Piernavieja (Podemos) acusó al PP y al PSOE de mirar hacia otro lado ante los problemas que atraviesan empresas y trabajadores y recordó que recientemente también se asumió la deuda de la banca. En representación de Foro, Pedro Leal pidió que se articule un frente común en defensa del carbón y consideró que no sería descabellado que la SEPI asumiese la gestión de las minas privadas.

Por contra, la popular Emma Ramos advirtió de que la nacionalización no es la solución, que sí pasa por atraer otras actividades a esas comarcas, mientras que el Armando Fernández (Ciudadanos) reclamó un gran pacto nacional sobre la energía que regule también la minería privada.