El Comercio

El Ibex pierde brío al final, pero sube un 0,43%

Bolsa de Madrid. (Efe)
Bolsa de Madrid. (Efe)
  • El Banco Sabadell se sitúa como 'farolillo rojo' al ceder un 4,37% tras la desinversión del inversor colombiano Jaime Gilinski, que ha vendido el 2,99% de la entidad por 202,11 millones de euros

Los índices americanos comenzaban la jornada revalidando los máximos conquistados en la sesión anterior. El Dow Jones marcaba los 19.000 puntos por primera vez en la historia en los primeros cambios de la sesión americana. De esta manera acogía, pues, el mercado las líneas maestras que seguirá Donald Trump en sus primeros días de mandato, según sus propias palabras en un vídeo de ayer. Los índices europeos se contagiaban del optimismo reinante en Estados Unidos y también subían. Pero minutos antes del cierre europeo la Bolsa de Nueva York perdió fuerza y, con ella, el resto de indicadores europeos. Así, el selectivo español terminaba el día con un avance del 0,43%, para dar un último cambio en los 8.651,5 puntos, pese a que antes de que el Dow Jones abandonara su velocidad alcista se movía por encima de los 8.670 puntos. 

El índice más rentable de todos en Europa fue el Ftse Mib de Milán, que ganó un 1,37%. El Cac 40 francés, por su parte, ganó un 0,4%. El Dax alemán, por su parte, avanzó un 0,27%, mientras que el PSI-20 de Lisboa terminó el día prácticamente en tablas. 

A los mercados, a primera hora de la tarde, les favorecía la evolución del precio del petróleo. Tras la fuerte subida de ayer, lejos de recoger beneficios, los inversores seguían comprando. El barril de Brent, de referencia en Europa, que había ganado un 4,35% el día anterior, avanzaba otro 0,16%, hasta rozar los 49 dólares, pero coincidiendo con el cierre europeo, también se venía abajo, cedía un 0,3% y se alejaba de los 40 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, perdía posiciones de manera más relevante: retrocedía un 2,70%, hasta los 46,21 dólares. Ello debido a que la reunión previa de la OPEP con vistas a la importante de la semana que viene no ha sido capaz de acordar la cuestión de si Irak e Irán terminarán al final participando en el acuerdo sobre el recorte de producción.

En el selectivo español, Popular fue el valor más rentable, con una fuerte subida de casi un 6%. A continuación, ArcelorMittal, que ganó un 5,88%. ACS e IAG se anotaron más de dos puntos porcentuales. Acerinox, a continuación, ganó un 1,93%. Entre los valores que más ganaron y que se anotaron más de un 1%, Técnicas Reunidas, Merlin Properties, Meliá, Mediaset e Indra. Entre los grandes, el mejor fue el Santander, con su subida del 1,41%. Telefónica se quedó un poco más atrás, al anotarse un 0,66%. 

En rojo, el Sabadell fue el peor, con un descenso del 4,37%. Después se colocó Grifols, con un descenso del 2,07%. Gamesa fue el tercer peor valor del día, con una caída del 1,53%. Pocos valores más cerraron la sesión en rojo: Amadeus y Cellnex perdieron alrededor de medio punto porcentual, pero a partir de ahí los demás (Aena, Ferrovial, Acciona e Inditex) cayeron alrededor de un 0,25%. Iberdrola tampoco se unió a los ascensos, porque terminó el día en tablas. 

En el Mercado Continuo, Talgo fue el valor más rentable, con una subida del 13,56%, tras imponerse con la mejor oferta para el contrato de Renfe. A continuación se colocó Codere, con una subida del 6,25%. Fueron los dos únicos valores que ganaron más que el Popular. En rojo, el peor fue San José, que se dejó un 5,35%. 

Corrección en el mercado de deuda

En el mercado de deuda, vimos una corrección en las rentabilidades de los bonos, es decir, una entrada de dinero, quizás a la vista de la sobreventa que algunos analistas detectan en los bonos. Aunque esas compras de títulos sólo tuvieron lugar en la deuda europea y de manera más destacada en España y en Portugal. El rendimiento de los títulos españoles a diez años pasó del 1,60% hasta el 1,52%. En los italianos, mientras, la caída fue inferior, al retroceder desde el 2,06% hasta el 2,02%. El rendimiento de los bonos alemanes retrocedió del 0,27% al 0,23%. En cambio, la rentabilidad de los bonos americanos a diez años se mantuvo prácticamente sin cambios por encima del 2,30%. 

Quizás el mercado está asimilando que si bien las subidas de los tipos de interés están a la vuelta de la esquina en Estados Unidos, en el Viejo Continente el Banco Central Europeo va a continuar con su política monetaria expansiva. De hecho, el mercado apuesta porque el Eurobanco ampliará su programa de compra de bonos más allá del mes de marzo del año que viene, que es cuando teóricamente termina.  

En el mercado de divisas, el euro volvió a perder posiciones: al cierre retrocedía un 0,20% con respecto al billete verde, con lo que el tipo de cambio se situaba en 1,061 unidades. 

El oro, por su parte, cedía un 0,45% al cierre, hasta los 1.208 dólares.