El Comercio

La CNMV se propone situar a España como centro financiero tras el 'brexit'

vídeo

Sebastián Albella (i) y Ana María Martínez-Pina, presidente y vicepresidenta de la CNMV. / Juan Carlos Hidalgo (Efe) I EP

  • El nuevo presidente, Sebastián Albella, insta a convertir el mercado español "en lo más acogedor posible" mientras Luis de Guindos habla de "oportunidad" para sustituir a Londres

El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella, ha tomado esta mañana posesión de su cargo con la intención de "contribuir a hacer lo más atractivo y acogedor posible el mercado de valores español y su entorno" para aprovechar la incertidumbre que ha dejado tras de sí la plaza de Londes por el 'brexit'.

Se trata de uno de los grandes objetivos que Albella se ha marcado en el acto en la sede del regulador al que también ha acudido el ministro de Economía, Luis de Guindos, para afianzar la idea de convertir a España en general y Madrid en particular en epicentro inversor. "Se han abierto oportunidades para convertir a la capital en plaza financiera", ha indicado De Guindos. El ministro ha apuntado que "tener una CNMV moderna y eficiente es una condición fundamental" para lograr ese reto. El regulador "debe funcionar bien y con fluidez para dar oportunidad años nuevos operadores que quieran instalarse aquí".

En su primera intervención pública, Albella ha explicado que también se propone realizar una labor de "vigilancia contundente" de los mercados. Sin embargo, no se ha querido pronunciar sobre los ataques bajistas de ventas que está sufriendo Popular en su cotización bursátil. A estas horas las acciones del banco se recuperan un 0,6% tras el descalabro sufrido en las últimas sesiones.

Albella asume el cargos tras dos meses de interinidad en los que Juan Manuel Santos-Suárez sustituyó a Elvira Rodriguez, ante la posibilidad de nombrar a un nuevo presidente ordinario por la ausencia de un Gobierno que no estuviera en funciones. También ha ocupado el cargo de vicepresidencia Ana María Martínez-Pina.