La cumbre del clima se cierra con un pacto para vigilar a las empresas contaminantes

COLPISA/AFP PARÍS.

Instituciones económicas y financieras han anunciado en una cumbre en París sus compromisos para luchar contra el calentamiento global, que van desde el abandono de las energías fósiles hasta la presión a las empresas más contaminantes para que se sumen a la lucha.

Más de 200 empresas decidieron adoptar las recomendaciones de un grupo de trabajo del G-20 para ser más conscientes del riesgo climático en sus actividades. Entre estas figuran 20 de los bancos más importantes del mundo y gestores de activos, como HSBC. Además, dos centenares de inversores decidieron presionar a un centenar de las empresas más contaminantes del mundo, entre ellas ArcelorMittal o Glencore, para que se sumen a la lucha contra el cambio climático. Concretamente, durante cinco años, estos 225 inversores seguirán de cerca a estas compañías y, si hacen progresos suficientes, podrán ser retiradas de la lista.

Asimismo, el presidente de la OCDE, Ángel Gurría, anunció el lanzamiento de una iniciativa bautizada 'Paris Collaborative on Green Budgeting', que contribuirá a la elaboración de metodologías para establecer «presupuestos nacionales 'verdes'».

Por otro lado, el Banco Mundial (BM) anunció de que dejará de financiar la exploración y extracción de petróleo y gas después de 2019. Además, la compañía de seguros Axa acelerará su desvinculación de la industria del carbón y el banco holandés ING se comprometió a «acelerar la disminución» de sus financiamientos destinados a las centrales de carbón. En cambio, este grupo estima que es «más complicado» dejar de financiar la industria petrolera y gasífera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos