El Ibex cierra su secuencia negativa y recupera los 10.000

El Ibex cierra su secuencia negativa y recupera los 10.000

La prima de riesgo se sitúa en el entorno de los 115 puntos básicos, con la rentabilidad del bono español con vencimiento a diez años en el 1,52%

CRISTINA VALLEJOMadrid

El Ibex-35 ha esquivado, in extremis, marcar un nuevo y penoso hito histórico: encadenar la peor racha de su historia con once sesiones consecutivas a la baja. El índice estuvo en negativo hasta las cinco de la tarde, cuando entró en números verdes, algo posible porque a partir de las tres y media de la tarde, coincidiendo con la apertura de la Bolsa de Estados Unidos, comenzó a remontar desde el entorno de los 9.920-9.940 puntos en que se venía moviendo desde prácticamente la apertura de la sesión. Al cierre daba un último cambio en los 10.013,9 puntos, lo que supone un avance del 0,24%. 

Con ello, el índice ha puesto fin a su secuencia bajista, que finalmente ha sido de diez sesiones consecutivas de descensos, igualando a la que sufrió en diciembre de 2015. El índice llevaba, hasta hoy, todas las jornadas del mes de noviembre en rojo. Hasta ayer, la corrección ha sido de un 5,07%, y de ella sólo se han librado dos valores: Amadeus y Aena. En rojo, los peores, Siemens Gamesa y Técnicas Reunidas, que han retrocedido un 20% y un 17%, respectivamente, y Meliá, que se dejó un 11%. 

Precisamente, los valores más castigados en las diez últimas sesiones han sido los mejores del día: Técnicas Reunidas y Siemens Gamesa ganaron un 4,95% y un 3,32%, respectivamente. A continuación se colocó Meliá, con una revalorización del 1,97%.

También con ganancias de más de un punto porcentual CaixaBank, Mediaset, BBVA, Santander, Mapfre y Bankia. Más bancos cerraron en verde: Bankinter y el Sabadell. Y otros dos de los grandes valores: Iberdrola y Telefónica. 

En rojo, el peor, Repsol, que retrocedió un 3,10%, seguido de Grifols, Enagás, Viscofán y Gas Natural, que cedieron más de un punto porcentual. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, no hubo valor que ganara más que Técnicas Reunidas. En negativo, el peor fue Reno de Medici, que se dejó un 8,72%. También Abengoa 'B', Sacyr, Duro Felguera y Pescanova bajaron más que Repsol. 

Claves procedentes de Estados Unidos

El selectivo español logró entrar en positivo y el resto de indicadores europeos reducir sus pérdidas en el último tramo de la sesión pese a que la Bolsa de Nueva York se movía en negativo desde su apertura y hasta el cierre de la sesión europea. En todo caso, el selectivo español fue el único que terminó la jornada en positivo. Mientras, el PSI-20 de Lisboa retrocedió un 0,16%, el Cac 40 francés bajó un 0,27% y el Dax alemán, un 0,44%. El peor fue el Ftse Mib de Milán, que cayó un 0,62%. 

Aunque en la jornada de hoy el Ibex-35 haya sido el mejor, en lo que llevamos de mes de noviembre, es el peor con su caída del 4,84% hasta hoy. Mientras, el Cac 40 francés pierde un 3,67%, el Ftse Mib de Milán, un 2,79% y el Dax alemán, un 1,91%. En los índices de Wall Street, el recorte no llega al 0,20%, por el momento. 

Pero sí hubo un factor relacionado con Estados Unidos hoy que contribuyó a que Europa mejorara su comportamiento en el último tramo del día. Fue el euro: entre las ocho de la mañana y primera hora de la tarde estuvo ganando posiciones, para marcar máximos en 1,1860 unidades contra el billete verde, para a partir de ahí comenzar a perder fuerza y cambiarse por poco menos de 1,18 al término de la sesión, igualando el nivel de cierre de la sesión anterior. 

En el Dax alemán fue muy visible el impacto del tipo de cambio entre el euro y el dólar: si en el momento en que más fuerte estaba la divisa comunitaria el indicador germano perdía más de un punto porcentual, al cierre retrocedía apenas medio punto porcentual. Además al índice germano también le ayudó el fuerte repunte registrado por los bancos del país después de que trascendiera la toma de posiciones de Cerberus en Deutsche Bank. 

En este comportamiento de las divisas influyó la agenda macroeconómica estadounidense. Por ejemplo, que el IPC cumpliera expectativas, al colocarse en el 2% interanual, de acuerdo con lo previsto, mientras que los precios sin alimentos y sin energía subieron un 1,8% interanual, una décima más de lo esperado por el consenso. Además, las ventas al por menor de octubre crecieron un 0,2%, cuando se esperaba que se mantuvieran planas. Todas esas cifras ayudaron a reducir el pesimismo que existía con respecto al billete verde en las últimas sesiones. 

Ello llevó, además, a que se redujera la presión sobre los intereses de los bonos americanos. Y lo mismo sucedió con los europeos. Mientras los de la periferia europea se mantenían estables, los alemanes reducían su rentabilidad desde el 0,39% hasta el 0,37%. 

Las materias primas, a la baja

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, encadenaba su cuarta jornada consecutiva de caídas, hasta los 61,71 dólares. Se aleja, así, de los máximos que marcaba el lunes de la semana pasada por encima de los 64 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, retrocedía un 1,13%, hasta poner en peligro el nivel de los 55 dólares. No está tan lejos de los máximos de la semana pasada en el entorno de los 57,35 dólares. Este retroceso, por el incremento de los inventarios de crudo en Estados Unidos por segunda semana consecutiva y porque Rusia en esta ocasión parece menos convencida sobre la conveniencia de que la OPEP extienda los recortes de producción decididos hace un año y que deberían renovarse a finales de este mes. 

El oro, por su parte, retrocedía un 0,24%, hasta los 1.277 dólares la onza.

Fotos

Vídeos