Mexia asegura que «no hay nada concreto» sobre la fusión con Gas Natural

Felipe VI charla con Javier Fernández. / PURIFICACIÓN CITOULA

A. C. / D. F. POLA DE SOMIEDO.

Durante todo el verano circuló por los corrillos bursátiles y económicos la posibilidad de una fusión entre Gas Natural Fenosa y EdP. Ni una, ni otra habían hablado públicamente sobre ese posible. Hasta ayer. El presidente de Energías de Portugal, Antonio Mexia, ni negó, ni confirmó la operación y solo fijo que «no hay nada concreto».

El directivo de EdP eludió comentar nada más sobre esa posible fusión para no alimentar las expectativas. «Creo que las empresas ya han dicho lo que tenían que decir. No hay nada concreto y, por eso, no hay nada que comentar», reiteró.

A esta posible operación también se refirió el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, quien también asistió al acto de celebración del centenario de la central hidroeléctrica de La Malva. Y lo hizo en la misma línea que el presidente de Energías de Portugal al afirmar que «solo lo he visto en la prensa. A mí, ninguna empresa me ha informado de una operación de estas características y, si la hubiese, tendría que estudiarse y verse».

Favorecer la competencia

En España, EdP es el cuarto productor de energía con una cartera de unos tres millones de clientes, por detrás de Endesa, Ibredrola y Gas Natural Fenosa. Es por ello que una fusión de estas características supondría un importante cambio en el reparto de la tarta energética.

Y, precisamente, a las posibles fusiones entre empresas del sector se refirió ayer el ministro. Álvaro Nadal insistió que cualquier operación de estas características deben buscar siempre «el beneficio del consumidor».

Para el titular de la cartera de Energía, en cualquier operación de este tipo «es necesario ver qué efectos tiene sobre la competencia», aunque, insistió, «toda operación empresarial que se haga lo que tiene que buscar el regulador público es que beneficie al consumidor final».

El ministro de Energía destacó que el funcionamiento del sistema eléctrico ibérico con España y Portugal es «un ejemplo» para el resto de integración en Europa. En este sentido, volvió a reiterar que el sector energético apoya a los demás sectores y les ayuda a la competitividad, por lo que cualquier operación que se produzca en el sector debe «servir al interés de mejorar esa competitividad».

Fotos

Vídeos