Más de la mitad de las hipotecas en Asturias se contrata a tipo fijo

Más de la mitad de las hipotecas en Asturias se contrata a tipo fijoGráfico

El Principado es la región donde más peso tienen estos préstamos y más créditos se contratan al margen de la banca

NOELIA A. ERAUSQUIN GIJÓN.

El miedo a una subida de los tipos de interés, prevista para 2019, o a lo sumo en 2020, ha calado en Asturias más que en ninguna otra comunidad, o lo han hecho las estrategias de las principales entidades bancarias, que no ocultan su apuesta por estos productos, que les ofrecen una mayor rentabilidad. Sea lo uno, lo otro o una combinación de ambos, el Principado fue la comunidad en la que más se contrataron hipotecas a tipo fijo en 2017. Uno de cada dos prestamos tuvieron esta modalidad, en concreto el 51,61%, frente al 38,12% de la media nacional. De hecho, es la región que menos referencia estos préstamos al euríbor, el 47,72%, frente al 60,76% español, según los datos que maneja el Colegio de Registradores de la Propiedad, Bienes Muebles y Mercantiles de España.

La transformación de este mercado lleva tres años gestándose, aunque fue el pasado ejercicio en el que se produjo un vuelco total. Los cambios empezaron en 2015 de forma menor, aumentaron en 2016 y ya en 2017 se disparó la contratación a tipo fijo tanto en el ámbito nacional como en el autonómico, aunque el incremento mayor en Asturias hizo que la brecha entre el porcentaje regional y la media del país se fuera abriendo cada vez más.

Así, en 2015 el tipo fijo era prácticamente residual, de un 6,25% en España y de un 9,48% en el Principado, cifras que se elevaron en 2016 al 21,76% nacional y al 24,42% en la comunidad. La distancia se mantenía en los mismos tres puntos que el año anterior. De hecho, entonces Asturias aún no era la región en la que más se apostaba por esta modalidad. Baleares, Cataluña, Murcia, Galicia y la Comunidad Valenciana estaban por delante en hipotecas a tipo fijo. Todo cambió en 2017. En España crecieron hasta el 38,12% y en el Principado duplicaron su peso sobre el total. Las hipotecas de esta modalidad pasaron de ser una de cada cuatro a una de cada dos.

A pesar de que los créditos a tipo fijo suponen pagar alrededor de un 20% más de intereses al inicio del contrato, estos tienen sus ventajas. En un entorno de mínimos históricos del euríbor, con su contratación, el cliente deja de estar expuesto a subidas inesperadas de las cuotas cuando repunten los tipos, ya que estos permanecen estables durante toda la vida de la hipoteca.

De hecho, ahí parece estar la explicación de la particularidad de Asturias, una comunidad, según los expertos, envejecida y muy conservadora con sus finanzas, tanto a la hora de pedir préstamos como de invertir sus ahorros. El economista Juan Carlos Álvarez justifica también estas decisiones en las expectativas económicas que se tienen en el Principado. Así, en los lugares en los que estas son peores, las personas buscan más seguridad a medio y largo plazo, «porque no tiene muchas garantías de que su sueldo vaya a mejorar mucho» y, al contrario, en las zonas con economías más dinámicas, los ciudadanos piensan que, aunque suban los tipos, también lo harán sus salarios. Otro argumento que respalda la especificidad del Principado es su alta tasa de pensionistas, que aunque ayuden a sus hijos a pagar las cuotas, no quieren sorpresas y prefieren la seguridad del tipo fijo.

Pero, además, a estas garantías se suma la importante ofensiva comercial que han realizado las entidades bancarias para captar estos créditos. En este entorno de tipos cero y dos años de cotización del euríbor en negativo, las entidades financieras han apostado por estos productos para mejorar sus márgenes de beneficio y lo han hecho con ofertas nunca vistas en el mercado, con niveles de alrededor del 2% TAE, cuando lo habitual es que este tipo de créditos ronden el 6% o el 8%. Esto resulta un atractivo añadido para la contratación.

Más información

Ley Hipotecaria

Por otro lado, esta estrategia también ha hecho que muchos clientes se planteen pasar de una hipoteca de tipo variable al tipo fijo, sobre todo, ante las expectativas de una normalización de la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE). Precisamente, la nueva Ley Hipotecaria, aprobada en 2017 y que actualmente está en fase parlamentaria, permitirá más cambios de una modalidad a otra, ya que abaratará la operación, sobre todo, a partir del tercer año. Además, a partir del quinto, se podrá llevar sin penalizaciones al banco que ofrezca mejores condiciones.

Pese a ello, todo apunta a que la concesión del nuevo crédito hipotecario tiende a una estabilización. Con el anuncio de una subida de los tipos de interés, las entidades bancarias están cambiando de estrategia y vuelven a estar dispuestas a competir por los créditos a interés variable.

Otra particularidad del Principado es que, aunque los bancos y cajas siguen siendo la opción preferida para contratar una hipoteca, más del 80%, Asturias es la comunidad en la que más créditos inmobiliarios se suscriben al margen de la banca. En 2017 un 19,46% se firmó con otras entidades financieras.

Lo que parece estar claro es que el mercado hipotecario ha iniciado con solidez la senda de la recuperación de la mano de una mejora también del sector del inmobiliario. Así, Asturias fue la comunidad en la que más creció la venta de vivienda en 2017, un 20,72% (13,36% la nueva y 23,03% la usada), frente al 14,98% de la media nacional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos