El Montepío alerta de que retirarle como acusación del 'caso Hulla' pone en riesgo su futuro

Juan José Pulgar. / ROJAS

E. C. GIJÓN.

Después de que la jueza del Juzgado de Instrucción número 3 de Oviedo, Begoña Fernández, aceptara en julio la personación del Montepío de la Minería en el 'caso Hulla' como acusación particular y, de forma paralela, su denuncia por un presunto delito societario contra el expresidente de esta entidad, José Antonio Postigo, en connivencia con el resto de los investigados en la causa, entre ellos el exsecretario general del SOMA, José Ángel Fernández Villa, la Fiscalía Anticorrupción ha pedido al juzgado que retire al Montepío como acusación particular.

Desde la entidad mostraron ayer su malestar e insiten en su colaboración con la investigación y con la propia la Fiscalía. A través de un comunicado detallan que «contrataron la elaboración de documentos técnicos que luego pusieron a disposición para que pudiera esclarecerse la trama». Esa colaboración se tradujo, indican, en varias visitas a la sede de la investigación en Madrid y con contactos constantes con Anticorrupción. Aclaran que la decisión de personarse se basa en que «no se nos declare de manera injusta a la entidad responsable civil subsidiaria». En este sentido, matiza que desde que se destapó el 'caso Hulla' han «resultado muy perjudicados». De declarase como responsable subsidiario de la cuantía económica que los denunciados no abonasen, dicen, «significaría el descalabro de la Mutualidad, de ahí que ni ética, ni jurídicamente, podamos asumir una responsabilidad que está prescrita respecto de ese concreto delito».

La entidad asegura que «no reconocer la calidad de víctima del Montepío, sería hacer pagar doblemente al conjunto de mutualistas por la acción concreta de dos personas que actuaron con administración desleal y ahora se pretende que asuma responsabilidades».

Fotos

Vídeos