Nadal asegura que las térmicas evitaron un alza del 26% en el precio mayorista de la luz

Respalda su papel en el 'mix' energético, aunque reconoce que en el futuro el debate estará entre el gas y la nuclear

E. C. MADRID.

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, aseguró ayer que la eliminación de la oferta de las centrales carbón del 'mix' energético español habría supuesto un incremento medio del 26% en el mercado mayorista de la electricidad en los últimos tres años. En la presentación del informe 'Cepsa Energy Outlook 2030', Nadal señaló que estos datos del operador del mercado eléctrico, Omie, confirman que es «para pensarse si es tan fácil retirar todo el carbón». Asimismo, añadió que sin la energía nuclear los precios de la electricidad habrían aumentado un 25% en ese periodo, por lo que pidió tener en cuenta la «viabilidad económica» en los pasos que se den en la transición energética.

Más barato que el gas

Nadal, que se opone al cierre de las térmicas, como el que pretende Iberdrola con las centrales de Lada y Velilla, volvió a defender el papel del carbón dentro del 'mix' energético para cubrir las puntas de consumo, ya que, a día de hoy, «es más barato que el gas». No obstante, consideró que en 2030 esta situación puede cambiar ante la evolución que pueden tener ambas fuentes y el sobrecoste que puede suponer para el carbón el pago de los derechos de emisión de CO2.

Por ello, Nadal, en declaraciones recogidas por Europa Press, subrayó que ante la necesidad de otras tecnologías para cubrir la demanda, ya que las renovables «no son capaces de generar las 24 horas», el debate estará entre el gas y la nuclear, energía que el Gobierno defiende que se debe «mantener durante esta década».

De esta manera, el ministro de Energía aseguró que en el debate energético «sobra ideología y falta reflexión» y pidió considerar que la decisión entre elegir un camino u otro para alcanzar la reducción de emisiones representa «diferentes» costes. «En energía no existe ninguna medida absolutamente perfecta y necesitamos saber, en un análisis de coste y beneficio, cómo llegar a una economía cada vez más descarbonizada. Pero esto no es un salto, es una transición, ya que tiene distintos costes sobre el conjunto de la economía», dijo al respecto.

En este sentido, pidió «un debate profundo y honesto» respecto al camino que se debe seguir en la transición energética y subrayó que, además, existe una variable que «siempre desconocemos», que es «cuál va a ser el grado de avance tecnológico».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos