El nuevo presidente de la CAC-Asprocon hace un llamamiento a la «dignificación» del sector

Ramón Montero y Serafín Abilio Martínez se saludan. / Álex Piña

Ramón Montero Arjonilla, que sustituye en el cargo a Serafín Abilio Martínez, afirma que se ha responsabilizado a los constructores «injustamente» de la «crisis y la corrupción»

Daniel Fernández
DANIEL FERNÁNDEZGijón

El relevo al frente de la Confederación Asturiana de la Construcción (CAC-Asprocón) se ha completado esta mañana. Ramón Montero Arjonilla ha tomado posesión del cargo de presidente sustituyendo a quien durante 34 años dirigió la patronal de este sector, Serafín Abilio Martínez. Y en su primer discurso, que sirvió, además, para clausurar la asamblea general del colectivo, Montero hizo un llamamiento a la “dignificación” de un sector al que, “injustamente” se le ha responsabilizado de la crisis económica y la “corrupción”.

El nuevo presidente de la CAC-Asprocón inició su intervención ante los asociados prometiendo “renovación”, pero a la vez continuidad de la labor realizada durante más de tres décadas por Serafín Abilio. “Sería una torpeza prescindir del magnífico trabajo hecho bajo la anterior dirección, que ha sido una etapa muy fecunda y ahora debemos afrontar la renovación que los actuales tiempos nos exige”, afirma Ramón Montero Arjonilla.

Tras sus elogios a Abilio, hizo una defensa cerrada del sector de la construcción, uno de los principales motores de la economía española y asturiana. Y lo hizo con un encarecido llamamiento a “dignificar la imagen” de un sector que ha estado en el punto de mira de la sociedad en los últimos años. “No hemos sido los causantes de la crisis económica que se ha llevado por delante a muchas familias, también a empresas del sector y el patrimonio de muchos empresarios”, enfatizó el presidente de la CAC-Asprocón.

También consideró “injusto” asociar a las constructoras con los casos de corrupción. “La honestidad no puede verse empañada. La corrupción es una anécdota que no se puede convertir en categoría. Desde luego que son reprobables los casos de corrupción, pero nada tienen que ver con la inmensa mayoría del sector”, afirmó. Montero reclamó, en este sentido, medidas políticas que controlen la especulación, “a la que también, de forma injusta, se identifica a la construcción. Estamos hoy muy lejos de escenarios pasados”, dijo en ese sentido. “Se debe perseguir y castigar la corrupción y establecer medidas legislativas contra la especulación, pero déjennos seguir creando empleo y contribuir al desarrollo del país”, añadió.

Contrariamente, el nuevo presidente de la patronal de la construcción afirmó que el sector “es riqueza. En un potente generador de empleo directo y, en Asturias, el sector es garantía de precio y servicio”. Es por ello, y tras refrendar el compromiso de CAC-Asprocón con Asturias, por lo que Ramón Montero invitó a trabajar codo con codo al Principado y a los sindicatos, “porque la inversión en infraestructuras y vivienda es generar empleo y riqueza para los asturianos”.

Durante la asamblea general de la CAC-Asprocon, los socios de la asociación tributaron un cálido homenaje a Serafín Abilio Martínez, muy emocionado durante toda la mañana en la que se clausuró la asamblea general de la asociación que presidió durante 34 años.

Fotos

Vídeos