La orden de REE para equilibrar el sistema

El servicio de interrumpibilidad lo ofrecen los grandes consumidores de electricidad y consiste en su compromiso de paralizar la producción para suspender la demanda eléctrica cuando lo exija el sistema. Red Eléctrica de España, es quien da la orden, quince minutos antes, tras anticipar que puede haber desvíos entre la previsión y la producción real del mercado.

De esta forma se reduce la demanda de energía y puede haber un mayor equilibrio en el mercado. Para asignar el servicio de interrumpibilidad, la REE organiza unas subastas anuales. A la pasada puja, celebrada en diciembre, concurrieron 128 consumidores, la mayoría empresas, entre ellas Arcelor, Asturiana de Zinc y Alcoa. Las firmas asturianas consiguieron la potencia que necesitaban, aunque con bonificaciones muy inferiores a las logradas el año pasado, lo que podría restarles competitividad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos