Los peritos del Estado revelan facturas «a conveniencia» en Mina La Camocha

Guillermo Quirós, que fue secretario del consejo de la mina, ayer, durante el juicio. / DAMIÁN ARIENZA

Consideran una «anomalía contable grave» la ausencia de libros de registro auxiliares en la explotación gijonesa

S. BAQUEDANO GIJÓN.

Tras las comparecencias de los acusados, la Guardia Civil, los transportistas y diferentes testigos durante las últimas semanas desde que se inició la segunda vista oral del juicio que se sigue por el posible fraude de subvenciones de Mina La Camocha entre los años 1998 y 2000, la sesión de ayer estuvo dedicada a la explicación de los informes periciales.

El análisis de la documentación contable intervenida a las empresas investigadas, -Mina La Camocha y las dos sociedades interpuestas, Trabex y Hullas de Coto Quirós- corrió a cargo de un inspector y un subinspector de Hacienda, quienes dejaron claro que hubo «incongruencias», «anomalías contables graves» y «facturas a conveniencia» o «compensaciones de cuentas» entre las tres firmas para cuadrar cuentas.

La «anomalía contable grave» la atribuyeron a la ausencia de los registros auxiliares del libro diario, con los que poder comprobar la veracidad de la contabilidad de la mina. En sus respuestas, a preguntas del Ministerio Fiscal, los peritos del Estado también llamaron la atención sobre el hecho de que las cuentas anuales de La Camocha no recogían las compras de carbón, sino los servicios que supuestamente le prestaba Trabex. Aunque aclararon que esta práctica «no es obligatoria», sí es «un indicio llamativo» de que se pudiese estar simulando la prestación de servicios para ocultar las entregas de carbón a la explotación, acusada de comprar mineral nacional y de importación para mezclarlo con el extraído en el pozo y venderlo, como propio, a la térmica de Aboño para recibir subvenciones ministeriales en el periodo 1998-2000.

Los peritos reiteraron que consideran probado que en los años 98 y 99 se enviaron a La Camocha 33.000 toneladas de carbón desde Hullas Coto Quirós, unas 51.500 toneladas desde Trabex y 1.317 de Recuperación Alfa, que sumadas a las cantidades adquiridas por la propia mina, cifraron, elevan la cantidad de mineral que entró en la explotación a 98.686,4 toneladas.

Además, según señalaron, todo indica que Trabajos y Explotaciones actuó como «mera intermediaria en la compra de carbón». Y, añadieron: «o la producción diaria de la mina no es del importe que aparece en los listados o las toneladas que Trabex facturaba como lavados de finos no eran reales».

Por su parte, Guillermo Quirós, que ejerció como secretario del consejo de administración de Mina La Camocha, compareció en calidad de testigo para asegurar que su función «se limitaba a acudir a la junta general de accionistas, una vez al año» a la que él aportaba un borrador con la formulación de las cuentas.

Quirós, que ya prestó declaración en el juicio 2001 y 2009, explicó que cuando asumió ese cargo, a partir de 2008, él ocupaba su tiempo con otras responsabilidades como presidente de la Cámara de Comercio de Gijón y secretario del consejo de Duro Felguera. Antes, entre 1997 y 1998, había sido director de la explotación gijonesa y continuó luego vinculado a ella pero solo como secretario del consejo.

Temas

Carbón

Fotos

Vídeos