EdP planea alcanzar la veintena de electrolineras en Asturias durante 2019

Guillermo de la Vega y Antonio González-Lamuño, tras la firma para el punto de recarga en Posada de Llanes. /  DANIEL MORA
Guillermo de la Vega y Antonio González-Lamuño, tras la firma para el punto de recarga en Posada de Llanes. / DANIEL MORA

Negocia con estaciones de servicio y ayuntamientos para sumar nuevos puntos de recarga rápida con 1,7 millones de inversión

S. BAQUEDANO OVIEDO.

«El futuro es eléctrico». Así lo cree EdP y así lo sostiene su director de Casa Inteligente en España, Antonio González-Lamuño. Por eso, la compañía ha hecho una importante apuesta por esta alternativa -al que acompañará el gas como energía de transición-, esencial en el actual proceso de descarbonización. Si todo sale como tiene previsto, EdP sumará una veintena de puntos de recarga o electrolineras en la región entre 2018 y 2019, en los que habrá invertido 1,7 millones de euros.

EdP se propone convertir Asturias en «una región puntera» en la movilidad sostenible, y tiene trazas. Las que se derivan de la concentración del 80% de la población asturiana en la zona centro y las acotadas distancias que se recorren a diario entre las principales ciudades resultan muy favorables para la implantación del vehículo eléctrico. Lo destacó Javier Izquierdo, responsable de Movilidad Sostenible de la firma eléctrica, que también asistió ayer a la firma con el empresario Guillermo de la Vega, responsable de la estación de servicio de La Vega, que contará con el primer punto de recarga rápida del oriente de Asturias. Será en la A8, en Posada de Llanes, y se suma al punto rápido que ya existe en Gijón, en la ecoestación de EdP de Roces, donde se puede repostar gas y electricidad.

EdP trabaja para poner en marcha nuevas infraestructuras en estaciones de servicio de Ribadesella, Pola de Laviana, Avilés, Cudillero, Tapia de Casariego y Cangas del Narcea. Otro de los puntos estratégicos es Oviedo, donde EdP tiene previsto construir y poner en marcha una ecoestación. Tras la puesta en marcha de la de Roces (Gijón), primera del norte de España y que supuso una inversión de más de 400.000 euros, será la segunda instalación de estas características en la región.

Además, la compañía negocia para alcanzar un acuerdo con el Aeropuerto de Asturias para instalar un punto rápido en el aparcamiento del mismo.

EdP también trabaja en la creación de una red que respalde las recargas en domicilios particulares.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos