La plantilla fija de Arcelor en Asturias se incrementó un 24% en cinco años

La plantilla fija de Arcelor en Asturias se incrementó un 24% en cinco añosGráfico

El número de trabajadores con contrato indefinido aumentó en más de 900 personas desde 2012, mientras que se redujo de una forma similar el número de eventuales

NOELIA A. ERAUSQUIN GIJÓN.

Arcelor es un motor para la economía regional. De este gigante del acero depende todo un conglomerado de empresas del metal que han surgido a su alrededor. También es el principal cargador de la región, solo con su actividad moviliza cada año más de 70.000 vehículos, y para sus plantas llegan a El Musel más de ocho millones de toneladas de carbón y hierro anuales. Pero además de ser una tremenda fuente de riqueza indirecta, también es el principal empleador privado de la región, con permiso de Alimerka, que se acerca a sus cifras. Lejos quedan los tiempos en los que las factorías siderúrgicas empleaban a cerca de 30.000 personas, pero la cifra sigue siendo significativa. En plantilla, Arcelor tiene en Asturias a 5.459 personas, una cifra que se ha mantenido relativamente estable en el último lustro -49 menos-, aunque la empresa advierte de que debe reducirse más para ganar competitividad. Lo que sí ha cambiado en este tiempo de forma significativa es la proporción entre eventuales y fijos. En cinco años, la cifra de temporales se ha reducido un 60% -aunque las cifras varían dependiendo de la época del año-, mientras que la de contrato indefinido ha crecido un 24%.

La multinacional siempre ha presumido de fomentar la contratación de larga duración, de proporcionar un trabajo con garantías de continuidad, pero la crisis hizo mella en la empresa que, en los peores años de la recesión, redujo su proporción de fijos, unos números que vuelven a crecer. En la actualidad, las plantas asturianas cuentan con una plantilla con contrato indefinido de 4.817 personas, más del 88,3% del total, mientras que el personal eventual se sitúa en 642, el 11,7%. Hace cinco años la proporción era del 70,6% de fijos y del 29,3% de temporales.

Más información

El gran cambio fue entre 2012 y 2013, cuando el número de indefinidos se elevó en 459 personas, mientras que del otro lado caía en 511. Desde entonces, ejercicio a ejercicio han ido creciendo los fijos, 924 más en total, y bajando los eventuales, en 973.

Mientras esto sucedía, las condiciones empeoraban. Precisamente, fue a finales de 2012 cuando la multinacional firmó con UGT, CC OO y USO el quinto acuerdo marco, que tenía un periodo de vigor de tres años y exigía importantes esfuerzos a la plantilla. Era la época más dura de la crisis, con un horno alto parado, mil trabajadores regulados y la amenaza de despido para los eventuales, así como de descuelgue del convenio gracias a la recién estrenada reforma laboral. En este contexto, se aprobó un documento que establecía la congelación salarial para el ejercicio de 2013 y una revalorización del 0,5% y del 2% para los años 2014 y 2015. Además, el acuerdo estableció que un 8% del salario pasase a ser variable en el primer año y ese porcentaje se elevó hasta el 8,5% en los dos ejercicios siguientes. Fuentes de Arcelor argumentaron entonces que las condiciones pactadas con los sindicatos estaban destinadas a «aumentar la competitividad de la producción en España con vistas a destinarla a exportación, máxime ante el descenso del 25% del consumo de acero en la zona sur de Europa», que en el caso de España era mayor.

En ese momento, empresa y sindicatos acordaron también las condiciones para aplicar un Expediente de Regulación de Empleo Temporal durante 2013, que luego ha tenido sucesivas prórrogas, la última en marzo de 2016. De hecho, sigue vigente y puede ser utilizado por la compañía para sus 12.000 empleados en España, al menos, hasta diciembre de 2018. No obstante, en Asturias no está teniendo especial repercusión. A finales de 2015, debido a una bajada en los pedidos y a la previsión de debilidad del mercado, la multinacional decidió regular a 1.800 trabajadores en la región durante varias jornadas, pero desde entonces se ha usado para un número muy limitado de empleados.

En 2016, sin embargo, los sindicatos, que se habían fijado varias líneas rojas a la hora de negociar el sexto acuerdo marco, consiguieron revertir la situación y cerrar un acuerdo que cumplía la mayoría de sus demandas, al menos, las que consideraban más importantes, como la retirada de la parte variable del salario, una mejora en la jornada irregular y la recuperación de la antigüedad, que llevaba tres años congelada.

Auxiliares

Por otro lado, en Arcelor tiene un especial peso el empleo de subcontratas. Al igual que la cifra de eventuales varía y crece en épocas de vacaciones de la plantilla fija, la de las empresas auxiliares se dispara cuando se realizan grandes inversiones, como pudieron ser este año las obras en el tren de carril o el que viene y el siguiente, las baterías de cok de Gijón, la segunda fase de la reforma de la acería de Avilés o el desarrollo del nuevo plan medioambiental. Igualmente, la tendencia en estos cinco años es a aumentar el personal de subcontratas, que creció de forma importante de 2012 a 2014, para luego reducirse, volver a subir y de nuevo bajar. En el cómputo global, aumentó en 124 personas, un 8,3%.

Un lustro después de aquel 2012 aciago, Arcelor mira al futuro con optimismo. Cerrará el año con unos 4,8 millones de toneladas de producción, en el camino de lograr los cinco en 2019. La línea de Productos Planos acabará 2017 con buenos resultados, mientras que Largos, después de un año y medio complicado, espera que 2018 suponga el despegue de la actividad. Además, la multinacional tiene previstas inversiones en las factorías de la región que superan los 350 millones de euros hasta 2022, la mayoría pertenecientes a un ambicioso plan medioambiental que prevé reducir a la mitad sus emisiones y en el que se incluye también la reforma de las baterías de cok de Gijón. A este hay que sumar la segunda fase de la reforma de la acería de Avilés y ya se ha anunciado que después de 2022 se reformará íntegramente el horno alto 'A'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos