Una plataforma de realidad virtual para crear fábricas modulares

Simulación en 3D del proyecto de realidad virtual /E. C.
Simulación en 3D del proyecto de realidad virtual / E. C.

Las compañías IDESA, AST Ingeniería, Fluid System y Vortica, con el apoyo del IDEPA y Fondos Feder, desarrollan un proyecto que permite optimizar el diseño de las plantas y el proceso de montaje

E. C.

La cooperación entre empresas asturianas continúa dando sus frutos. La solidez del tejido industrial, unida al elevado nivel de las firmas tecnológicas que ya cuentan con un importante bagaje y las nuevas startups de reciente creación, están generando un excelente ecosistema innovador en la región.

La multinacional asturiana IDESA, a través de su filial IDESA Energy, y actuando como tractora, ha llevado a cabo un proyecto de alto valor añadido en el que han participado de manera decisiva tres pequeñas empresas innovadoras asturianas: AST Ingeniería, que ha realizado el cálculo mecánico y térmico aplicado al diseño de equipos, ha controlado la interacción de los usuarios dentro del entorno virtual y ha desarrollado modelos CAD3D de los equipos que forman parte de la planta. Fluid System, por su parte, ha identificado las características óptimas que deben tener los modelos tridimensionales para su correcta visualización en el entorno virtual y ha evaluado el nivel de interacción con modelos 3D de instrumentación y control y, finalmente, Vortica ha realizado la implementación algorítmica en multiplataforma, ha desarrollado elementos de comunicación con los sistemas de cálculo y simulación y ha adaptado los entornos 3D al sistema de búsqueda de óptimos. También se ha contado con la participación del Centro Tecnológico Fundación CTIC, subcontratada en algunas de las tareas de este proyecto.

A través de esta iniciativa, han conseguido desarrollar una plataforma de construcción de entornos de realidad virtual destinada a plantas modulares de procesos químicos, de petroquímica y de valorización de residuos. De esta manera, han conseguido optimizar notablemente tanto el diseño de las propias factorías como los diferentes procedimientos de montaje.

Más información

Para llevar a cabo el proyecto han necesitado crear un motor capaz de generar entornos en tres dimensiones basado en una planta modular de valorización de residuos de origen industrial. A través de la modularización, el diseño 3D y la virtualización, el usuario puede introducirse digitalmente en el interior de cada planta, siendo capaz de moverse con total libertad para supervisar la estructura y poder identificar posibles fallos de diseño desde un primer momento, consiguiendo así acortar los ciclos de fabricación e instalación.

Las cuatro empresas han conseguido disponer de un software para el desarrollo de plantas modulares digitales y de un sistema de realidad virtual, integrado por un casco y un mando, para la inmersión y navegación en el interior de la planta tridimensional. Además, ha dotado al consorcio de experiencia, conocimientos y saber hacer en la optimización de los procesos de concepción de este tipo de fábricas.

Este proyecto, que ha supuesto una inversión de 738.000 euros, ha contado con una subvención de 320.000 euros del Instituto de Desarrollo Económico del Principado de Asturias (IDEPA), cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, FEDER concedidos a través de la convocatoria de ayudas a proyectos de I+D+i diferenciales o tractores, y se enmarca dentro de las acciones que está llevando a cabo el Gobierno regional para impulsar la Industria 4.0 asturiana con el objetivo de incrementar la productividad y mejorar la competitividad de las empresas asturianas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos