Podemos: «La finalidad de la formación no puede ser el lucro de los sindicatos»

Considera «gravísimo y sin precedentes» el supuesto desvío de ayudas y pide a la actual ejecutiva de la central que explique la operación

Ramón Muñiz
RAMÓN MUÑIZGijón

Podemos ve «gravísimo y sin precedentes en Asturias que la Guardia Civil considere probado que UGT desvió el dinero de los parados para evitar la quiebra» de la cooperativa langreana. La formación morada añade que de confirmarse los hechos «hasta un millón de euros de cursos de formación, presuntamente, no habrían ido a parados y trabajadores sino a evitar la quiebra de una cooperativa de familiares de directivos y trabajadores» de la central laboral.

El partido de los círculos entiende «insultantes» las explicaciones dadas por UGT en sede judicial. En calidad de investigada, la responsable de Infastur, Mónica Menéndez, defendió que se compró el bajo comercial langreano porque IFES había requerido un local en la zona. Para financiar la operación, la compañía rubricó dos créditos con Cajastur y recibió un préstamo de Asturgestión de Viviendas, matriz de las cooperativas de UGT. Según su declaración judicial, Menéndez «tenía pensado devolverlos a través de los beneficios obtenidos con el alquiler de las acciones de formación que lleva a cabo» para IFES. «Preguntada si es correcto decir que iban a pagar el importe de los préstamos formalizados para la adquisición del local con el dinero procedente de las acciones de formación que recibía IFES, responde que sí», recoge el acta del interrogatorio. Podemos opone que «la Ley General de Subvenciones no permite sacar beneficios con las subvenciones» y que, en todo caso, «la finalidad de la formación no puede ser el lucro de las organizaciones sindicales».

Al partido del que es secretario general Daniel Ripa le llama la atención que los créditos que la cooperativa langreana firmó con Cajastur fueran avalados por UGT, en actas notariales donde en representación del sindicato firman su número dos y tres, que a su vez eran hermana y padre de socios de la promotora. Es «un auténtico uso de fondos públicos para fines privados», interpreta Podemos.

El partido de oposición reclama a la actual ejecutiva de UGT, que lidera Javier Fernández Lanero, que «explique de forma inmediata esta operación si no quiere ser partícipe de la gestión de sus antiguos dirigentes». Podemos señala que «mientras los trabajadores hacían milagros para poder pagar la hipoteca, mientras miles de jóvenes seguían viviendo con su familia porque con su empleo precario les resultaba imposible independizarse, mientras había desahucios, mientras eso sucedía, la cúpula de UGT usaba, presuntamente, los fondos de formación para intereses que poco tienen que ver con el de los trabajadores».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos