Pola: «La regulación del cese de actividad de las térmicas no puede venir dada por las empresas sino por los gobiernos»

Isaac Pola, en el centro, en la presentación del servicio de telemedicina integral de la empresa Bhd Consulting./DAMIÁN ARIENZA
Isaac Pola, en el centro, en la presentación del servicio de telemedicina integral de la empresa Bhd Consulting. / DAMIÁN ARIENZA

El consejero de Industria confía en «concretar medidas» para salvar las térmicas y asegurar una «transición equilibrada»

LAURA MAYORDOMO / OCTAVIO VILLAGijón

No a un cierre inmediato de las centrales térmicas, en particular la de Lada que Iberdrola ha solicitado al Gobierno central poder clausurar ya, y consenso entre «todos los agentes implicados» para avanzar «hacia una transición equilibrada» que en el futuro supondrá una economía descarbonizada. Así se expresó esta mañana el consejero de Empleo, Industria y Turismo, Isaac Pola, antes de asistir a la presentación del servicio de telemedicina integral de la empresa Bhd Consulting, en el recinto ferial Luis Adaro de Gijón.

Pola, preguntado por la reunión que esta misma mañana mantuvieron en Madrid las centrales sindicales mayoritarias y el secretario de Estado de Energía, anotó que «por una parte está el futuro de las centrales térmicas, que incluyen al carbón nacional y al de importación. Y por otro, el futuro de nuestro sector minero, que requiere tratamientos específicos. Estamos en este proceso de interacción de los distintos agentes involucrados en ambas cuestiones con el Gobierno de la nación que es quien finalmente tiene que regular estos aspectos siguiendo las directrices europeas».

En ese sentido, Pola no hizo más que reiterar que «en ambos casos la postura del Principado ya ha sido definida con claridad. Esperamos en el ámbito de la minería conseguir que se pueda habilitar una vía de continuidad para aquellas unidades de explotación que finalmente alcancen una posición competitiva a finales del presente ejercicio y por otra parte el tema de las centrales térmicas, que ya hemos advertido de la trascendencia importantísima, no solo sobre la actividad energética sino sobre el conjunto de la actividad económica, social y su relación con nuestro sector industrial. Propugnamos una transición y una evolución equilibrada desde el punto de vista ambiental, energético, técnico, económico y social».

Respecto al cierre de Lada, Pola anotó que «ese es un procedimiento que ahora mismo está abierto, regulado en la ley del sector eléctrico, que se prolonga en el tiempo porque involucra muchos aspectos técnicos. Otra cosa son las medidas normativas que se dispongan adicionalmente, pero corresponde al Gobierno de la nación la llevanza de ese procedimiento administrativo». Según el consejero, el cierre, hoy por hoy, no está «ni más cerca ni más lejos, es un proceso que hay que tratar conforme a lo que dispone la normativa y veremos a ver cómo concluye. Nosotros entendemos que la regulación del cese de actividad, no solo de las centrales térmicas de carbón sino de las instalaciones de generación eléctrica conectadas al sistema eléctrico tiene que estar debidamente regulada contemplando una casuística no solo vinculada a la seguridad de suministro, sino que entendemos que hay otras razones que deben dar instrumentos a los gobiernos en general para desarrollar su política energética. Esta no puede venir dada por las empresas, tiene que venir dada por los gobiernos. En ese sentido entendemos que la normativa debe habilitar las herramientas necesarias para ello»

Por todo ello, el consejero de Industria confía en que «haya sintonía entre los distintos agentes implicados. Parece que hay una evidente sintonía entre los sindicatos, la patronal, el gobierno central, el Principado y algunos otros gobiernos autonómicos y esperamos que se pueda concretar medidas que nos permitan la consecución de este objetivo que es una transición equilibrada, ni más ni menos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos