Una práctica «heredada»

El caso se centra en cinco años no prescritos. La Guardia Civil entiende que la financiación de nóminas con ayudas y la hinchazón de precios puede suponer «una práctica heredada, implementada pacíficamente en la dinámica de la organización y sostenida en el tiempo» desde antes del periodo investigado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos