El presidente de EDP dice que no hay nada concreto en la fusión con Gas Natural

Mexia ha participado hoy en el acto del centenario de la central hidráulica de La Malva, cercana a la localidad asturiana de Pola de Somiedo

EFEPola de Somiedo

El presidente del grupo energético portugués EDP, Antonio Mexia, ha asegurado hoy que "no hay nada concreto" sobre la fusión de su compañía con Gas Natural Fenosa, después de señalar que ambas empresas "ya han dicho lo que tenía que decir".

Mexia ha participado hoy en el acto del centenario de la central hidráulica de La Malva, cercana a la localidad asturiana de Pola de Somiedo, que ha presidido el Rey junto con el ministro de Energía, Álvaro Nadal.

Ante las informaciones publicadas en los últimos días sobre la posible alianza de Energías de Portugal (EDP) y Gas Natural Fenosa, el directivo portugués ha evitado alimentar las expectativas.

"Creo que las dos empresas ya han dicho lo que tenían que decir. No hay nada concreto y, por eso, no hay nada que comentar", ha afirmado Mexia en una conversación con periodistas al término del acto.

EDP es el principal grupo energético de Portugal y está participado en casi un 25 %, a través de varias sociedades, por el Gobierno chino, que se convirtió en primer accionista de la compañía en 2011 en el proceso de privatización de la empresa.

En España, con unos tres millones de clientes, es el cuarto productor de electricidad, por detrás de Endesa, Iberdrola y Gas Natural Fenosa, por lo que una fusión con esta última supondría un cambio notable en el reparto del mercado.

Nadal también ha evitado comentar si sería posible una fusión de EDP con la compañía española: "Solo lo he visto en la prensa. A mí, ninguna empresa me ha hablado de una operación de esas características".

En su discurso ante el Rey y las demás autoridades, el máximo responsable de la compañía portuguesa ha dejado claro que "EDP quiere mantener su rol en el mercado ibérico en igualdad de oportunidades y condiciones".

"Nuestra apuesta por el mercado español es contundente", ha incidido Mexia, tras recordar que EDP ha invertido 10.000 millones de euros en la última década y da empleo a 2.000 personas.

A su juicio, para negocios como el de las redes inteligentes de energía y las fuentes renovables en los que EDP está volcado, "la estabilidad regulatoria es fundamental para su desarrollo".

También ha considerado necesario incorporar "en el cambiante panorama actual, la estabilidad para las centrales que dan respaldo a la apuesta por las energías renovables".

Después de un siglo de funcionamiento de La Malva, el máximo dirigente de EDP ha asegurado que esta central "simboliza que no hay obstáculos lo suficientemente grandes para detener voluntades y proyectos".

La central de La Malva es, en opinión de Mexia, es un ejemplo del "aprovechamiento respetuoso de los recursos naturales".

"Es como nos gusta hacer las cosas. Nuestra manera de entender la actividad económica y el desarrollo de la sociedad", ha dicho el directivo luso sobre la planta que EDP pasó a controlar tras convertirse en socio mayoritario de Hidrocantábrico en 2002.

Mexia ha agradecido la presencia del Rey, quien, para simbolizar la continuidad de la actividad de La Malva después de un siglo, ha accionado la palanca principal de la mesa de control como colofón a la visita.

Fotos

Vídeos