El Principado proyecta una red de puntos de recarga para promover los vehículos eléctricos

Punto de recarga eléctrica de EdP en la calle de Canga Argüelles, en Gijón. / PALOMA UCHA
Punto de recarga eléctrica de EdP en la calle de Canga Argüelles, en Gijón. / PALOMA UCHA

El Gobierno suma a las empresas generadoras y las distribuidoras para diseñar en el plazo de dos meses la estrategia para dar cobertura al centro y las alas de la región

SUSANA BAQUEDANO OVIEDO.

El Gobierno del Principado trabaja en un proyecto para promover el uso del coche eléctrico en la región con el desarrollo de una gran infraestructura de puntos de recarga en el área central que se extendería también a las alas. «Estamos trabajando para desarrollar una red de electrolineras, estratégicamente diseñada para dar cobertura a todo el territorio y con puntos de recarga rápida», explicó el consejero de Empleo, Industria y Turismo, Isaac Pola, en declaraciones a este periódico. Se trata, según sus palabras, de «dar seguridad» a los propietarios de estos vehículos, cuyo principal inconveniente actual, además del hecho de que son algo más caros de adquirir que los que se mueven con combustibles fósiles, es su todavía escasa autonomía.

En el fondo subyace, como el propio consejero explica, un claro objetivo medioambiental. «En este proceso de transición energética se ha focalizado mucho en el mix de generación, pero hay otras cuestiones importantes en las que incidir, como el transporte y la climatización de edificios, que tienen repercusiones relevantes en el ámbito energético y climático». El Principado se ha fijado en las «buenas prácticas» de otros países de referencia europea, como Alemania, y ha formado una mesa de movilidad eléctrica, en la que participan, además de la propia Administración regional, compañías eléctricas (EdP y Viesgo, entre ellas), distribuidoras y asociaciones del gremio. La idea es instalar estas electrolineras en las estaciones de servicio que ya están en funcionamiento en Asturias, al margen de otras de nueva creación.

Más información

La Consejería de Empleo, Industria y Turismo confía en tener diseñada la estrategia en dos meses para poder trabajar sobre ella en 2018. «A la par que avanza la tecnología del vehículo eléctrico, nosotros trabajamos para que puedan existir puntos de recarga», explica Pola. El proyecto también está abierto a la movilidad con gas, sobre todo para vehículos pesados, «que tiene grandes posibilidades», apunta Pola.

De momento, el Principado se centra en la movilidad eléctrica. Según la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (AEDIVE), Asturias tiene, por índice de población (en torno a un millón de habitantes) y por distribución geográfica de sus áreas urbanas (10.565 kilómetros cuadrados, con distancias de no más de 50 km entre las principales ciudades) el potencial para convertirse en la primera región peninsular de España 100% eléctrica en su movilidad rodada y, por tanto, con cero emisiones en su movilidad.

La compra de vehículos propulsados por energías alternativas va aumentando lentamente. En los seis primeros meses del año se vendieron en Asturias 28 vehículos eléctricos, ya que el precio de estos aún sigue siendo alto, su autonomía limitada y tan sólo existen en Asturias una treintena de puntos de recarga. En el conjunto del país, se prevé que en el año 2020 habrá aproximadamente 110.000 vehículos eléctricos, el triple de los que habrá a finales de este 2017.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos