El Principado urge a recuperar la actividad y el empleo en Duro Felguera «cuanto antes»

El Principado urge a recuperar la actividad y el empleo en Duro Felguera «cuanto antes»
Sede de Duro Felguera en Gijón. / Damián Arienza

Los grupos reclaman al Gobierno regional «valentía» y unanimidad en el apoyo institucional a los trabajadores

A. COLLADO / P. SUÁREZ GIJÓN.

Todos conocen las limitaciones del Gobierno a la hora de intentar revertir decisiones empresariales, pero los partidos políticos de Asturias esperan que el Ejecutivo autonómico haga todo lo que está en su mano para minimizar el impacto del ERE anunciado anteayer por Duro Felguera. El consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, se refirió ayer al triste anuncio y al proceso de reestructuración en el que está inmersa la compañía, un procedimiento, dijo, «de gran complejidad, que implica una reestructuración del consejo de administración y una ampliación de capital». Martínez aseguró que el Principado confía en que «en una regulación de empleo como la de Duro Felguera, se trate de recuperar cuanto antes la actividad y el propio empleo».

Podemos cree que es necesario algo más que una declaración de intenciones. Reconoce que la compañía se encuentra en un contexto de dificultad para hacer frente a los vencimientos de la deuda: «Duro Felguera está siendo subastada a fondos buitre que buscan elevadas rentabilidades en plazos cortos, lo que muy probablemente supondrá una fuerte destrucción de empleo, que ya anticipa el anuncio del ERE comunicado a la plantilla de la matriz del grupo», lamenta la diputada Lorena Gil.

Más información

Podemos siempre se ha mostrado partidario de que Duro se haga con un socio industrial, que «dé estabilidad a una empresa emblemática que realiza una actividad de alto valor añadido, frente a la voracidad de los especuladores financieros». Y es aquí donde pide que el Ejecutivo se implique, porque cree que aún se está a tiempo «si el Gobierno actúa con la suficiente valentía». Gil repasó los «vínculos» de la empresa con «los gobiernos socialistas» y confió en que no ocurra lo mismo que con Liberbank, «porque el siguiente paso sería que Javier Fernández trasladara su despacho y gobernase Asturias desde la sede de Goldman Sachs o JP Morgan».

También Izquierda Unida exige al Principado «que presione todo lo posible para evitar recortes en las plantillas, porque Asturias no está para perder ni un solo empleo». El coordinador general IU Asturias, Ramón Argüelles, recuerda que los trabajadores «no son responsables, sino víctimas», a las que se ha sumido en la «incertidumbre». Lamenta, así, que el anuncio se haya hecho «tan a la ligera, aprovechando el puente» y que no se haya aclarado el alcance del ERE «ni cuestiones básicas sobre el resto de elementos que pretenden implementarse para reflotar la compañía».

La presidenta de Foro, Cristina Coto, coincide en que «es necesario todo el apoyo de las instituciones». Por eso, el 1 de febrero pidió al portavoz socialista una primera declaración institucional en apoyo a Duro, «pero seguimos esperando por ella». A día de hoy, lamentó, no sabe si «hay discreción o, más bien, inhibición» por parte de Javier Fernández.

PP y Ciudadanos coinciden en no restar importancia a la «mala» noticia. El secretario general de los populares, Luis Venta, lamentó la pérdida de empleos en una empresa «emblemática» y deseó «un acuerdo lo mejor posible». Armando Fernández Bartolomé (Ciudadanos) pidió «unidad» y un «apoyo cerrado» de partidos e instituciones para que «la empresa salga adelante». Destacó el «saber hacer» acumulado en la empresa y su hueco en el mercado actual.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos