La prórroga del acuerdo de espera de Duro tendrá efectos a partir del domingo

Ángel Antonio del Valle./M.R.
Ángel Antonio del Valle. / M.R.

Un día después de la finalización del anterior acuerdo

EFE

Duro Felguera ha informado de que la prórroga del acuerdo de espera sobre el vencimiento de deuda alcanzado con la banca tendrá efectos a partir del próximo domingo, 1 de octubre, justo al día siguiente de la finalización del anterior acuerdo.

La compañía ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de que la prórroga que el Consejo de Administración ha aceptado, y que ayer dieron a conocer los sindicatos, se encuentra en fase de tramitación interna por los correspondientes órganos de las entidades financieras participantes.

Noticias relacionadas

El objetivo, ha apuntado el grupo industrial, es "formalizarlo a la mayor brevedad y con efectos a partir del próximo 1 de octubre".

Duro Felguera había acordado con la banca el pasado 4 de julio un acuerdo de espera, y que finalizaba mañana, para desarrollar el proceso de negociación sobre el vencimiento de deuda y garantías comerciales.

La prórroga del acuerdo se produce después que no se hayan producido novedades al respecto, al igual que en su búsqueda de un nuevo socio de referencia.

DF inició hace semanas un proceso de búsqueda de inversores dirigido por el banco de inversión Rothschild y firmó acuerdos de confidencialidad con un número limitado de potenciales inversores nacionales e internacionales a los que hizo llegar un memorándum que resumen las actividades y los principales datos financieros de la empresa.

Durante la Junta General de Accionistas celebrada el pasado 22 de junio, el presidente de la compañía, Ángel del Valle, ya adelantó que esperaba avances en la negociación sobre el vencimiento de deuda, que asciende a 205 millones de euros.

El objetivo de la negociación con la banca, según explicó, era "acompasar" las necesidades de liquidez y el vencimiento de la deuda al plan de negocio.

Asimismo, la compañía abrió la posibilidad de dar entrada a un nuevo inversor dentro de su capital social que dé a la multinacional asturiana "solvencia, negocio y sostenibilidad".

El pasado año, DF registró unas pérdidas netas de 18,2 millones lo que supuso reducir en un 73,6 por ciento el quebranto de 68,9 millones contabilizado en el ejercicio anterior y en el primer trimestre de este año perdió 327.000 euros, frente a la ganancia de 2,1 millones del mismo periodo de 2016.

A estas dificultades se añade la querella presentada por la Fiscalía Anticorrupción contra el grupo asturiano, su presidente, Ángel Antonio del Valle Suárez, y otras ocho personas físicas y jurídicas por presuntos sobornos en Venezuela y blanqueo de capitales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos