El proyecto está a la espera de que el comité de inversiones dé luz verde

S. B. GIJÓN.

Pendientes de que el comité de inversiones de la multinacional dé luz verde a este proyecto que rondaría los cien millones de euros, los sindicados asturianos valoraban esta semana la noticia, adelantada por este periódico, y consideraban que serviría para «despejar las dudas» en un momento en el que los trabajadores aguardan a las consecuencias que pudiera tener para el grupo la compra de la italiana Ilva. Aunque la dirección de la empresa ha insistido reiteradamente en que esta adquisición no afectará ni a las inversiones ni al resto de las instalaciones europeas, entre ellas las asturianas, los sindicatos temen que la Dirección General de la Competencia Europea le obligue a desinvertir si finalmente considera que pudiera entrar en una situación de dominio en el mercado. En el caso de los productos planos, el porcentaje en Europa sería de un 40% con la incorporación de Ilva, y más allá del 25% las autoridades comunitarias suelen considerar que es un porcentaje de dominio.

Se espera que el dictamen de la Competencia de la UE se emita en septiembre u octubre. Fechas en las que los sindicatos confían que se reúna el comité de inversiones de ArcelorMittal, que es un organismo intermedio integrado por representantes de alta dirección de diferentes segmentos de la compañía que se encarga de analizar las revisiones propuestas y que en el caso de Asturias proceden de la Unidad Suroeste, cuyo CEO es el asturiano José Manuel Arias.

El pasado mes de marzo, el responsable de la multinacional para el suroeste de Europa mantuvo una reunión con los sindicatos para hacer balance sobre el estado de las instalaciones regionales. Fue en esa cita cuando Arias aseguró que cualquier decisión sobre las inversiones que están pendientes para la región -entre ellas la segunda ampliación de la acería de Avilés- tendrían que esperar hasta el tercer trimestre del año. Las organizaciones sindicales han destacado siempre la labor callada y en un segundo plano de Arias, un gran conocedor de la marcha de su propia empresa, pero a la vez de todo el tejido industrial avilesino y asturiano, lo que le permite tener una visión privilegiada de los movimientos que se están produciendo en el sector industrial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos