Ricardo Córdoba deja el Consejo de Duro antes de decidir sobre la salida de Del Valle

Ricardo Córdoba deja el Consejo de Duro antes de decidir sobre la salida de Del Valle

Su decisión se produce poco menos de seis meses después de su nombramiento y ante una reunión clave para el futuro de la empresa

SUSANA BAQUEDANO GIJÓN.

Ricardo Córdoba ha decidido abandonar su cargo como consejero independiente de Duro Felguera. Según pudo saber EL COMERCIO, la decisión, que aún no ha sido comunicada por el grupo asturiano a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), se supo ayer y se produce poco menos de seis meses después de su nombramiento y justo antes de la reunión en la que el máximo órgano ejecutivo de la empresa debe decidir sobre el futuro de Ángel del Valle, investigado por el juez de la Audiencia Nacional por los supuestos delitos de corrupción internacional y blanqueo de capitales.

Como se viene informando, el artículo 24 del reglamento del Consejo de Administración de Duro establece que los consejeros deberán poner su cargo a disposición del máximo órgano ejecutivo y, en su caso, formalizar la correspondiente dimisión cuando aparezcan como investigados en causas penales, y será el Consejo de Administración el que decidirá si procede o no que el consejero continúe en su cargo. Ahora bien, en el caso de que los consejeros decidiesen que Del Valle permanezca como presidente, se expondrían a recibir demandas de responsabilidad individual y social y a responder con su patrimonio si se demuestra que del Valle impide la buena marcha de la empresa. Según fuentes jurídicas, las primeras podrían ser presentadas por cualquier socio o tercero cuyos intereses se hubieran visto perjudicados y las de responsabilidad social pueden presentarlas los accionistas que tengan un mínimo del 5% de los títulos.

Tanto el artículo 24 como la propia política de selección obligarían, por tanto, a Del Valle a poner su cargo a disposición del próximo Consejo que, en principio, podría celebrarse mañana. Ahora bien, la decisión de Ricardo Córdoba podría aplazar esta reunión.

Ingeniero experto

Este ingeniero, con amplia experiencia en firmas como Alstom y General Electric Energy, fue nombrado consejero independiente de Duro a finales del pasado mes de abril. El grupo destacaba entonces «su dilatada experiencia en compañías de gran relevancia, así como su profundo conocimiento en el sector de la energía». Su salida se produce tras menos de seis meses en el cargo y ante una reunión del Consejo de Administración que se antoja muy delicada para sus miembros.

Como se sabe, el juez Ismael Moreno, de la Audiencia Nacional, ha decidido investigar la demanda de Anticorrupción al ver indicios que apuntan a que la empresa asturiana habría pagado al que fue viceministro de Energía en el Gobierno de Hugo Chávez, Nervis Villalobos, 105 millones de dólares, a cambio de mediar en la adjudicación de una central, y también por indicios de blanqueo de capitales. Además de Ángel Antonio del Valle, también están imputados su antecesor, Juan Carlos Torres Inclán, y ex altos cartos venezolanos.

En el próximo consejo de administración de Duro se podría conocer también su respuesta al planteamiento de la banca. Las entidades acreedoras están dispuestas a avalar la mitad de los 30 millones que Duro necesita para reactivarse si los principales accionistas del grupo aportan garantías personales por los otros 15 millones, como adelantó este periódico.

Más noticias

Fotos

Vídeos