Saint-Gobain invertirá 21 millones en Asturias hasta 2023 para mantener su competitividad

Javier Fernández, durante su recorrido a la factoría asturiana. / MARIETA

Javier Fernández reclama la permanencia de las térmicas de carbón en Asturias para no elevar los costes de la energía

SUSANA BAQUEDANOAvilés

El director general de Saint-Gobain para el área del Mediterráneo, el italiano Gianni Scotti, acaba de anunciar que la empresa invertirá 4,2 millones de euros anualmente hasta 2023 en su fábrica de Avilés (21 millones de euros en el total del periodo) con el objetivo «de mantener la competitividad de esta planta a nivel internacional». Scotti ha subrayado que la planta avilesina tiene los mejores estándares de calidad y automatización, pero Saint-Gobain no se quiere dormir en los laureles y afronta estas inversiones para mantenerse como líder de un mercado, el del cristal para automoción y construcción, que tiene importantes retos tecnológicos por delante en los próximos años.

A ello se ha referido en la visita que hoy ha cursado a la fábrica de Saint-Gobain también el presidente del Principado, Javier Fernández, que destacó que «si Europa quiere cumplir con las exigencias medioambientales, va a necesitar mucho de la construcción con cristal, y aquí tiene una de las mejores plantas del mundo» para proveer a los constructores. Fernández también ha reiterado su exigencia de que las centrales térmicas de carbón de Asturias sigan abiertas para garantizar tanto el suministro como los costes más bajos de la energía eléctrica a las empresas electrointensivas asturianas.

Saint-Gobain da empleo a 790 personas (463 en plantilla y el resto, a través de contratas permanentes). Gianni Scotti indicó que la plantilla «se mantendrá en los próximos años», en buena parte gracias a las inversiones anunciadas hoy en la que es «una de nuestras plantas más importantes del mundo por tecnología, calidad y seguridad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos