El supervisor admite «insuficiencias» para vigilar la salida a Bolsa de Bankia y las preferentes

El supervisor admite «insuficiencias» para vigilar la salida a Bolsa de Bankia y las preferentes

El que fuera 'número dos' de la CNMV y del Banco de España, Fernando Restoy, defiende su actuación en ambas operaciones según el poder que tenía entonces

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

El exsubgobernador del Banco de España entre junio de 2012 y finales de 2016, y también 'número dos' de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) desde 2008 a 2011, Fernando Restoy, ha reconocido que el control de ambas instituciones "resultó insuficiente" para impedir la colocación de las participaciones preferentes entre los ahorradores minoritarios, de quienes ha indicado que "no estaban en condiciones de valorar convenientemente el riesgo de estos productos".

Restoy ha realizado estas consideraciones en el marco de la comisión del Congreso que investiga la crisis financiera, en la que ha aclarado, en cualquier caso, que la actuación de la CNMV en aquellos años "se llevó hasta el límite de las competencias atribuidas hasta entonces" al organismo, a ltiempo que ha indicado que el regulador bursátil comenzó a actuar antes de que muchas de las preferentes comenzaran a ver recortado su valor, y se convirtieran en un quebradero de cabeza para los ahorradores, que no las podían recuperar.

En su comparencia, Fernando Restoy también ha reconocido que otro de los problemas derivados de la crisis, como fue la salida a Bolsa de Bankia, "no logró cubrir objetivos" y "supuso un quebranto mara muchos inversores". De hecho, ha afirmado que para los reguladores y supervisores "ese desenlace no era fácilmente anticipable", si se tienen en cuenta los documentos y estados financieros de la entidad que había hecho públicos en aquel momento, antes de julio de 2011, cuando dio el salto al parqué. Restoy sí ha querido marizar que, en su opinión, esta salida a Bolsa fue "una operación política", que se realizó por la presión a las cajas de ahorros para que incrementaran sus ratios de capital para hacer frente a la crisis con un decreto convalidado por el Congreso. Pero ha rechazado "otro tipo de presiones" sobre el Banco de España.

También se ha referido al caso del Banco Popular y su resolución en junio del año pasado, al indicar que era una entidad "muy vulnerable con una exposición muy amplia al sector inmobiliario en el peor momento" de la crisis económica. Restoy ha afirmado que la ampliación de cpaital llevada a cabo en junio de 2016 fue "una de las menos glamurosas de la historia" al acudir al mercado a pedir dinero para sanear sus cuentas, y no para grandes planes de crecimiento, como suele ser lo habitual.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos