El Comercio

Trabajadores de Daorje protagonizan un paro para forzar a la empresa a readmitir a un compañero

Varios cientos de trabajadores se concentraron ayer frente a las oficinas de la empresa.
Varios cientos de trabajadores se concentraron ayer frente a las oficinas de la empresa. / E. C.

Los trabajadores de Daorje, subcontrata de ArcelorMittal, consiguieron ayer que la compañía retirase la sanción a tres trabajadores, y readmitiera a uno más que fue despedido, tras verse involucrados, el pasado 3 de octubre, en un accidente laboral con una grúa que se saldó sin heridos. La empresa abrió un expediente laboral tras el suceso, que fue recogido por las cámaras de seguridad, y ayer se conocía la sanción impuesta de sesenta días sin empleo y sueldo para los dos trabajadores que se encontraban maniobrando con la grúa cuando ocurrió el incidente y para el técnico de seguridad. Además, la compañía comunicó el despido del jefe de grupo.

Ante esta reacción, considerada «desmedida» por los compañeros de los trabajadores sancionados, unos quinientos empleados protagonizaban ayer un paro entre las ocho de la mañana y las dos de la tarde, y se concentraron a las puertas de la oficina que la empresa tiene en el interior de la planta de ArcelorMittal en Gijón, para forzar a la empresa a reconsiderar su decisión. Los representantes del comité de empresa mantuvieron varias reuniones con la dirección de la misma hasta conseguir el objetivo ya que, en un primer momento, ésta únicamente aceptó readmitir al jefe de grupo, pero mantenía las sanciones a los otros trabajadores.