El Comercio

La central térmica de Compostilla cerrará en 2020

  • El presidente del Consejo Comarcal del Bierzo recalca que la única solución para dar continuidad a la planta es «un pacto de Estado» por el carbón que lo encumbrara como mineral estratégico

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, se ha reunido esta mañana en Madrid con el presidente del Consejo Comarcal del Bierzo, Gerardo Álvarez Courel, para definir el futuro de la central térmica de Compostilla, en Cubillos del Sil (Léon), y ha dejado claro que cerrará sus puertas en 2020.

Es el escenario más negro que esperaba Álvarez Courel, quien ha considerado que la supervivencia de la central "sería un milagro", puesto que asegura que no sería viable invertir en ella, según le ha puesto de manifiesto la propia dirección.

Álvarez Courel considera que, así las cosas, la única salida sería "un pacto de Estado" por el carbón que lo encumbrara como mineral estratégico. Courel entiende que no habría otra salida, aunque, a corto plazo, la dirección sí ha dejado claro que prevé reabrir su parque de carbones a mineral nacional.

Unas 30.000 toneladas cogerá de aquí a fin de año Endesa, una cantidad escasa, pero que el sector minero esperaba después de que la eléctrica abriera la posibilidad a recuperar esos contratos.