El Comercio

El 80% de la industria asturiana prevé mantener el nivel de empleo

  • Un 17% de la capacidad productiva está infrautilizada, sobre todo, por la falta de demanda interna e insuficientes exportaciones

Las expectativas de los industriales asturianos han vivido en una montaña rusa en el último año. Según la encuesta de coyuntura elaborada por la Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales (Sadei), un 80% espera mantener el nivel de empleo en los próximos meses, mientras que el 19% cree que lo reducirá y solo un 1% lo aumentará. Son resultados calcados a los de agosto de 2015, pero por el camino ha habido un importante repunte de las previsiones que ahora parece desinflarse. Es un camino similar al que han marcado las previsiones sobre el crecimiento económico que, tras un 2016 empujado por vientos favorables, anuncian ahora una ralentización para 2017. Así, el pasado mes de marzo el 93% de los encuestados auguraba mantener la plantilla y, aunque no se avanzaban nuevas incorporaciones, solo un 7% pensaba en una caída del empleo. Ahora las expectativas no son tan halagüeñas y eso se traduce en menores esperanzas en la creación de puestos de trabajo.

No obstante, a tenor del informe realizado por Sadei, las expectativas no son tan negativas y los datos referentes al empleo no se traducen de forma idéntica en lo que se refiere a otros factores de la actividad. Por ejemplo, no hay un porcentaje reseñable que espere que su cartera de pedidos disminuya en los próximos meses -el 89% prevé mantenerla y el 11% aumentarla-, mientras que el 47% cree que tendrá una producción mayor, el 41% igual y solo el 12% apunta a una reducción. Lo que sí existe es cierta tendencia a la baja desde el inicio del verano. Sin ir más lejos, en abril un 98% del total confiaba en mantener la producción.

Según el destino económico de los bienes, el comportamiento es diferente. Las compañías relacionadas con los bienes de inversión no prevén una destrucción de puestos de trabajo (el 95% mantenerlos y el 5% aumentarlos), mientras que en el caso de bienes intermedios no hay empresarios que auguren un incremento en el nivel de empleo: el 78% considera que permanecerá estable y el 22% que se reducirá. La tercera categoría, correspondiente a bienes de consumo, apunta que un 5% espera un aumento de la plantilla, el 74% su mantenimiento y el 21%, una reducción.

Por sectores también hay diferencias relevantes, así el 100% de los encuestados correspondientes a industrias metálicas básicas; cemento, materiales de construcción, vidrio y cerámica; industrias químicas, y papel, artes gráficas y edición prevén que no haya cambios en el nivel de empleo de sus empresas en los próximos meses. Sin embargo, la crisis del carbón se deja notar en el sector de las industrias extractivas, para el que se augura una destrucción de puestos de trabajo en el 80% de los casos, a la vez que se revela que en el 100% ha disminuido la producción en agosto -a pesar de que la encuesta augura que en el 73% de los casos aumentará la cartera de pedidos-.

Capacidad productiva

Además de este informe, el Sadei publicó ayer la encuesta trimestral que investiga el grado de infrautilización de la capacidad productiva de la industria regional, las causas a las que se atribuye y la infrautilización prevista para los próximos meses. Según este análisis, la industria asturiana estima la infrautilización de su capacidad productiva durante el segundo trimestre del año en un 17 %, la misma que en el trimestre anterior. Entre las causas a las que se atribuye destaca la debilidad de la demanda interior (en un 36 % de los casos). Otra razón relevante es la insuficiencia en las exportaciones (17%).

Por ramas de actividad la mayor infrautilización se observa en textil, confección, cuero y calzado, con un 35 %, seguida por papel, artes gráficas y edición (30%) y cemento, materiales de construcción, vidrio y cerámica (29%), mientras que la menor corresponde a industrias metálicas básicas con un 8 %, seguida por industrias extractivas (16%) y la industria transformadora de metales, que iguala la media del 17%.