El Comercio

Un 41% de los autónomos asturianos son mujeres, seis puntos más que la media

  • El Principado es, junto con Galicia, la comunidad con el porcentaje más alto de trabajadoras por cuenta propia de todo el país

El emprendimiento es aún un mundo mayoritariamente masculino, pero en Asturias se da la singularidad de que el número de mujeres autónomas se acerca a representar casi la mitad de los trabajadores por cuenta propia que existen en el Principado. Del total de 76.147 personas autónomas que existen en la región, 31.185 tienen nombre femenino, es decir, el 41%, un porcentaje superior en seis décimas a la media nacional y el más alto del país, junto con Galicia, según los últimos datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social referidos al mes de agosto.

¿Cuál es la explicación de ese mayor porcentaje de emprendedoras en la comunidad? «No hay una razón estadística que explique sociológicamente por qué destaca Asturias. Son un conjunto de factores sociales, económicos y también de tradición los que hacen que la mujer asturiana sea más proclive a cotizar o a emprender un negocio», explica Ignacio García, secretario de CEAT-Asturias, asociación intersectorial de autónomos vinculada a la patronal Fade.

El Principado lleva una larga trayectoria en la posición alta de la tabla en cuanto al porcentaje de mujeres autónomas, junto a otras comunidades de la cornisa cantábrica, como Galicia y el País Vasco. «Influye el peso que tradicionalmente ha tenido y tiene el sector agrario, sobre todo en el caso de Asturias y Galicia, pero también hay que tener en cuenta que la proporción de mujeres que trabajan en el campo ha pasado de 30.000 a 8.000 en los últimos años. Desde luego que esto supone un plus, pero hay más factores, como la formación, los valores sociales, la titularidad de los negocios, etcétera, que empujan a la mujer asturiana a darse de alta en el régimen de autónomos», apunta Ignacio García.

El responsable de la CETA también llama la atención sobre el hecho de que en España el porcentaje de mujeres autónomas sea aún muy bajo respecto al de los hombres. «Asturias destaca aún más porque en el conjunto del país la media es muy baja», apunta.

Espíritu emprendedor

Patricia Oreña, presidenta de la Asociación de Trabajadores Autónomos de Asturias (ATA), también opina que no existe «ninguna teoría» respecto a la explicación de por qué en Asturias y Galicia la mujer autónoma tiene mayor peso que en el resto de comunidades. Pero sí entiende que la explicación hay que buscarla en la actividad agrícola y ganadera de las mujeres asturianas y gallegas. «Por tradición, las mujeres no se quedaban en casa, sino que hacían las mismas labores que los hombres en el campo». Ese espíritu de emprendimiento y trabajo «pervive aún en día», según Oreña.

«De todos modos, el sector servicios, fundamentalmente comercio y hostelería, absorbe el mayor número de mujeres autónomas en el Principado. Hay que seguir trabajando para aumentar el peso de la mujer en otros sectores, como la industria, la construcción, la ciencia o la tecnología. Existen algunas ayudas de estímulo al emprendimiento, pero hace falta más apoyo», apunta la responsable de ATA.

En España, el 51% de la población activa son mujeres. Sin embargo, esta cifra dista de ser homóloga entre los trabajadores por cuenta propia, ya que de los 1,5 millones de autónomos que hay en España, solo el 35% son mujeres. Así pues, el del emprendimiento, una de las salidas tras la fortísima recesión y destrucción de empleo, es aún un mundo masculino.

Los hombres doblan el porcentaje de mujeres que en España han optado por convertirse en autónomos, con casi el 65% de los primeros frente al 35% de las segundas. Esta proporción es la recogida en el estudio realizado por la consultora Informa D&B a partir de los registros de autónomos de su base de datos. «Estas cifras ponen en evidencia una baja tasa de emprendimiento femenino comparado con la proporción que representan las mujeres en la población activa, el 51% del total», confirma su directora de estudios, Nathalie Gianese. Sin embargo, la situación no es homogénea en todo el territorio y Asturias es la comunidad con mayor peso de mujeres que montan su propio negocio, como se comentó al inicio de la información.

Según este estudio, en el reparto por comunidades, el Principado se encuentra a la cabeza con un 39% de empresarias autónomas. A continuación, le siguen Galicia y Valencia, con un 38% y 37%, respectivamente.

Entre los territorios con menor número de autónomas se sitúa Melilla, donde un 26% de sus empresarios autónomos son mujeres, Canarias, 31%, y Madrid, con un 33%.